CON MARTHA DEBAYLE

¿Quién fue Marilyn Monroe?

Hoy se cumplen 57 años de a muerte de Marilyn Monroe

En cabina con Gustavo Prado, Investigador, maestro, curador y conferencista. Es uno de los asesores de tendencias más importantes de México. Autor del libro “MEXTILO: La historia de la moda mexicana”. Fundador de Trendo MX, analizan cambios de estilos, actitudes económicas y sociales
(FB: @trendomexico // IG: @trendo.mx // TW: @trendomx).

¿Quién fue?

Norma Jeane Baker

Nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles

Fue una actriz de cine, una de las más populares del siglo XX, considerada un icono pop y símbolo sexual.

Murió en Los Ángeles el 5 de agosto de 1962 a los 36 años

Hizo 30 películas

 Su personalidad

Marilyn Monroe tenía varias facetas muy marcadas en su personalidad.

Era una mujer con una gran feminidad y vulnerabilidad, glamour y seducción, muy consciente de sus dones y muy atractiva sexualmente.

Para ella era muy importante lo que opinaban las personas más cercanas.

Desarrolló una personalidad neurótica, depresiva y obsesiva que revelaba carencias de afecto en su niñez, que afectaban a su trabajo: llegaba tarde a los rodajes, tenía ataques de pánico o conductas impulsivas súbitas.

No tenía ni un pelo de tonta. Dicen que su coeficiente intelectual estaba muy por encima de la media

“Marilyn Monroe fue un personaje creado por ella”, dijo la actriz Michelle Williams, que estudió a fondo su vida y personalidad para encarnarla —y fue nominada al Oscar por su interpretación— en 'Mi semana con Marilyn'. Y Marilyn se comió a Norma.

Sus medidas: 94-58-92, 1,66 metros de altura y 53 kilos de peso.

Y escandalizaba a hombres y mujeres cuando confesaba que no utilizaba ropa interior o que para dormir sólo se ponía encima Chanel Nº 5.

Su infancia

Su mamá: Gladys Pearl Baker se casó con el noruego Edward Mortenson y, poco después de separarse, descubrió que estaba embarazada. Gladys, era cortadora de negativos en la productora de cine RKO Pictures

El 1 de junio de 1926 nació en Los Ángeles su hija Norma Jeane.

Fue inscrita, según consta en el Registro Civil, con el nombre de Norma Jeane Mortenson, para que no fuera ilegítima, y llamada Norma Jean Baker (con el apellido de la madre) en la práctica.

Pero no se sabe exactamente quién fue su padre.

Su nombre: Su madre la llamó Norma por su actriz favorita Norma Talmadge y Jeane por la también actriz Jean Harlow.

Dada en adopción: Su mamá no podía mantenerla por problemas económicos y emocionales y la dejó al cuidado de un matrimonio adoptivo: Albert e Ida Bolender.

Cuando Gladys consiguió una casa propia decidió llevarse a su hija, pero al cabo de unos meses, sufrió una crisis nerviosa.

La custodia de Norma Jeane la obtuvo su mejor amiga, Grace McKee, quien despertó el interés de la niña por el cine y actuación.

Otras adopciones: Cuando Grace se casó en 1935 y se trasladó a la costa oeste de Estados Unidos, Norma Jeane fue dada en adopción a otras familias.

Grace consiguió su custodia dos años después, pero solo por unos meses. Después de que Norma acusara al marido de Grace McKee de haberla violado, la custodia la obtuvo el tío de Grace, Olive Brunings. A los 12 años, volvió a ser violada, por uno de los hijos de Brunings.

Después de la violación, se fue a vivir con una de las tías de McKee hasta que la señora empezó a tener problemas de salud y le fue imposible cuidar de ella y tuvo que regresar a casa de Grace.

Su marido había recibido una oferta de trabajo y debían mudarse, por lo que Norma tendría que volver a un orfanato. El cambio constante de familia determinaría una serie de trastornos y desarreglos emocionales.

Para evitarlo, decidió casarse con el hijo policía de una vecina en junio de 1942.

Norma tenía 16 años y James Dougherty, 21. Desde entonces, ella dejó de estudiar para dedicarse a su papel de buena esposa y buena ama de casa.

Su vida de casada

En 1943, cuando Estados Unidos estaba metido en plena Segunda Guerra Mundial, Dougherty se enroló en la Marina y fue enviado como instructor a la Isla Santa Catalina, frente a Los Ángeles, para luego embarcarse hacia Australia.

Norma Jeane, al quedarse sola, se fue a casa de su suegra, con quien trabajó en la fábrica de municiones Radio Plane de Burbank.

Inicios y debut en el cine

Marilyn Monroe trabajaba como técnica en la fábrica de municiones Radio Plane cuando un fotógrafo la retrató trabajando para la revista Yank, the Army Weekly, en 1944.

Sin saberlo, había descubierto a la que poco después sería la gran Marilyn Monroe.

Ella, logró cotizarse como modelo y fue portada de decenas de revistas.

Su nuevo trabajo como modelo no gustaba a su marido y Marilyn tuvo que tomar una decisión: o continuaba siendo una «buena» ama de casa o emprendía su camino hacia la fama.

En 1946, Norma decidió apostar por su futuro, se divorció y se presentó a varios castings.

Extra de cine: Fue contratada por uno de los ejecutivos de la Twentieth Century Fox para trabajar como extra de cine durante seis meses.

Su nombre artístico: Él le propuso el nombre artístico de Marilyn, por la actriz Marilyn Miller y ella escogió el apellido Monroe, el de soltera de su abuela.

En sus primeros papeles, interpretó a una telefonista en la película musical The Shocking Miss Pilgrim y a una camarera en Dangerous Years.

La escasa aceptación que estas películas tuvieron de la crítica y del público contribuyeron a que su contrato no fuese renovado en 1947.

Contrato con Fox y revelación como actriz

En 1948, Monroe firmó un contrato semestral con Columbia Pictures para interpretar a la bailarina Peggy en el musical Ladies of the Chorus.

La película no cosechó muchos éxitos, y su contrato fue rescindido.

A partir de entonces, solo apareció en películas producidas por la Twentieth Century Fox después de firmar un contrato de seis años en 1949.

Participó con un breve papel en la comedia Amor en conserva de los Hermanos Marx, y en 1950 interpretó a Ángela, la amante de un abogado, en la película policíaca La jungla de asfalto.

También apareció en la película Eva al desnudo, protagonizada por Bette Davis, en la que interpretó a Claudia Caswell, una actriz de teatro. Por ambas interpretaciones recibió críticas positivas.

En febrero de 1951, se inscribió en las clases nocturnas de arte y literatura de la Universidad de California.

Hizo papeles secundarios en varias películas de bajo presupuesto como Home Town Story, As Young as You Feel y Love Nest.

Su carrera empezó a mejorar cuando actuó a las órdenes de Fritz Lang en Clash by Night (1952), con un elenco que incluía a Barbara Stanwyck, Paul Douglas y Robert Ryan.

Poco después actuó en We're Not Married, comedia en la que trabajó junto a Ginger Rogers y Zsa Zsa Gabor, y en Don't Bother to Knock, un thriller en el que interpretaba a una niñera perturbada vigilada por Richard Widmark. Este trabajo, en palabras suyas, le exigió escenas de gran carga dramática, pero no consiguió el éxito esperado.

En Monkey Business (Me siento rejuvenecer), dirigida por Howard Hawks, actuó junto a Cary Grant y Ginger Rogers, y mostró, por primera vez, su melena corta ondulada teñida de rubio platino.

Consagración

En 1953, después de participar en películas de bajo presupuesto, consiguió un papel protagonista: Rose en Niágara. Darryl F. Zanuck, el entonces presidente de la Twentieth Century Fox, lo solicitó expresamente para ella.

Así fue como Marilyn Monroe sustituyó a Anne Bancroft y consiguió críticas dispares: unos decían que no estaba a la altura del papel y otros quedaron eclipsados por su explosiva belleza.

Fun Fact: Los famosos cuadros de Andy Warhol sobre Marilyn tienen como modelo una imagen promocional de esta película.

En diciembre de ese mismo año, Marilyn apareció en el número inaugural de Playboy, y se convirtió en la primera chica del mes de la revista.

La portada mostraba a la actriz en una imagen, que había suscitado muchas críticas, con un vestido de escote pronunciado; pero el interior era aún más explosivo: como póster central se reproducía la fotografía Sueños dorados, en la que Marilyn aparecía totalmente desnuda tendida de perfil sobre una sábana de raso.

En realidad, Marilyn no había posado expresamente para la revista: la imagen era de 1949, cuando ella era una desconocida de cabello más largo y oscuro, y se había tomado para un calendario.

Hugh Hefner, dueño de la publicación, compró los derechos a tiempo para explotar el creciente estrellato de la actriz.

La actriz protagonizó junto a Jane Russell la película Los caballeros las prefieren rubias (1953). Allí interpretó a Lorelei Lee, una cantante y bailarina.

- Su trabajo en este filme recibió buenas críticas y su interpretación del número musical "Diamonds Are a Girl's Best Friends" se convirtió en un clásico de los musicales, y fue recreado décadas después por Madonna en el videoclip de su tema "Material Girl".

En 1953, Marilyn también trabajó con Lauren Bacall y Betty Grable en How to Marry a Millionaire (Cómo casarse con un millonario).

- En esta comedia interpretó a Pola, una modelo que, junto a sus amigas, intenta engatusar a incautos millonarios para casarse con alguno de ellos. La película cosechó críticas positivas y una buena recaudación, y nuevamente, la actuación de Monroe recibió buenas reseñas.

En 1954, la actriz apareció en el wéstern de Otto Preminger, River of No Return (Río sin retorno), junto a los actores Robert Mitchum, Rory Calhoun, Tommy Rettig y Murvyn Vye. Interpretó el papel de una cantante que conoce a un rudo vaquero, con el que vive diferentes aventuras.

Conflictos con la Twentieth Century-Fox y su matrimonio con Joe DiMaggio

Aunque Monroe se había convertido en una de las actrices más relevantes de la 20th Century Fox, su contrato no había cambiado desde 1950: su salario era inferior al de otros actores y no tenía la libertad de elegir sus proyectos ni sus compañeros de trabajo.

- Cansada de interpretar papeles de “rubia tonta”, se negó a participar en el rodaje de la comedia musical The Girl in Pink Tights, al lado de Frank Sinatra. Como consecuencia de su negativa, el estudio la suspendió temporalmente el 4 de enero de 1954.

Su suspensión fue analizada por los principales columnistas de Hollywood y Monroe inició una campaña publicitaria para contrarrestar cualquier negativa de los periodistas y para fortalecer su posición en el enfrentamiento con el estudio.

El 14 de enero se casó con Joe DiMaggio, (fue un jugador de béisbol estadounidense de las Grandes Ligas que jugó profesionalmente para los New York Yankees), en el Ayuntamiento de San Francisco y celebraron su luna de miel en Japón.

Su noviazgo interesó a los medios desde 1952.

Monroe, sola, se trasladó de Japón a Corea con el fin de entretener a las tropas estadounidenses.

Durante cuatro días, interpretó canciones de sus películas para setenta mil marinos.

En febrero, regresó a Hollywood y fue galardonada con el premio Photoplay a la estrella femenina más popular.

Al mes siguiente, el estudio le ofreció un contrato más ventajoso desde el punto de vista comercial y artístico: cien mil dólares por protagonizar la versión cinematográfica de la obra teatral de Broadway The Seven Year Itch.

El primer filme que rodó tras reincorporarse a Fox fue el musical There's No Business Like Show Business (Luces de candilejas), que aunque no era de su agrado, se vio obligada a interpretar como compensación por haber rechazado actuar en The Girl in Pink Tights. Estrenado en diciembre, fue un fracaso comercial y muchos críticos tacharon de vulgar la actuación de Monroe.

Tras un breve receso, Monroe aceptó el papel de La Chica en la comedia The Seven Year Itch, de 1955, adaptación cinematográfica de la obra teatral del mismo nombre.

Por su trabajo en esta película, recibió críticas positivas y su primera nominación al premio BAFTA como mejor actriz extranjera.

The Seven Year Itch fue un gran éxito comercial con una recaudación de más de ocho millones de dólares.

Sin embargo, contribuyó a la crisis matrimonial entre Monroe y DiMaggio, enojado por la famosa escena del vestido levantado por el viento en Nueva York y, en general, por la imagen provocativa que Marilyn proyectaba.

La pareja se divorció meses después.

El estudio mejoró el contrato de la actriz, en el que se incluyeron dos cláusulas:

- La primera señalaba que recibiría un porcentaje de la recaudación

- La segunda le concedía la posibilidad de realizar una producción independiente al año

Ingreso en el Actor's Studio y creación de la Marilyn Monroe Productions

A mediados de la década de 1950, Monroe se mudó a Nueva York y dejó de actuar durante un tiempo, porque quería formar su propia productora de cine y perfeccionar sus dotes como actriz.

Se inscribió, por sugerencia de su amigo Truman Capote, en las clases de teatro dirigidas por Constance Collier, quien murió días después del inicio del curso.

Entonces, decidió matricularse en el Actor's Studio, en las clases impartidas por Lee Strasberg.

Cuando Strasberg consideró que ella estaba lo suficientemente preparada para actuar frente a la clase, le sugirió que interpretase junto con Maureen Stapleton una escena de la obra Anna Christie, de Eugene O'Neill.

Por su actuación en esta pieza teatral, recibió críticas muy positivas por parte de Strasberg y de sus compañeros.

En 1956, Monroe regresó al cine con el papel de Cherie en la película Bus Stop. Gracias a su nuevo contrato firmado con la Twentieth Century Fox, la actriz pudo elegir director.

Optó por Joshua Logan, que había sido formado con el mismo método de interpretación que Marilyn.

Nuevamente, la actuación de Monroe recibió buenas críticas. Logan, en su autobiografía, escribió: “Marilyn es una de las actrices más talentosas de todos los tiempos, ella es realmente brillante. Creo que debió haber sido nominada como mejor actriz a los premios Óscar”.

Bosley Crowther, del periódico The New York Times, señaló: “Marilyn Monroe se probó a sí misma que es una actriz”.

Ese año fue nominada al Globo de Oro como mejor actriz de comedia o musical.

Conversión al judaísmo

El 29 de junio de 1956, la actriz y Arthur Miller se casaron en una doble ceremonia, civil y religiosa.

Miller practicaba el judaísmo por lo que Marilyn debió convertirse a dicha religión para casarse en una ceremonia religiosa de rito judío.

La prensa accedió a la casa donde se celebró el evento, pero en una de las persecuciones en busca de fotografías murió accidentalmente una periodista que cubría la boda

Después, el matrimonio se trasladó a Londres, donde Monroe rodó la primera película de la Marilyn Monroe Productions, El príncipe y la corista (1957), dirigida por Laurence Olivier, que fue también coprotagonista.

El rodaje resultó ser muy angustioso para la actriz, que estaba embarazada, y sufrió un aborto espontáneo.

Durante este período, debido a sus trastornos emocionales y anímicos, se volvió adicta al alcohol y a los barbitúricos.

La actuación de Monroe tuvo muy buena aceptación por parte de los críticos de cine, incluso ganó el premio David di Donatello a la mejor actriz extranjera en Italia y estuvo nominada al premio BAFTA como mejor actriz.

Some Like it Hot (1959)

En 1959, Monroe participó en la película Some Like it Hot (Con faldas y a lo loco o Una Eva y dos Adanes en algunos países de Latinoamérica), con un elenco encabezado por Jack Lemmon y Tony Curtis, dirigida por Billy Wilder.

Durante el rodaje, Monroe siempre llegaba tarde, constantemente pedía repetir las tomas y con mucha dificultad lograba memorizar sus líneas; esto provocó que se enemistara con sus compañeros, especialmente con Tony Curtis.

El rodaje de la cinta fue también bastante angustioso, porque allí quedó embarazada, supuestamente, tras un breve idilio con Curtis, pero nuevamente sufrió un aborto.

La película fue muy aplaudida por la crítica y el público; fue la más taquillera de ese año y consiguió cinco nominaciones a los premios Óscar.

Monroe interpretó a Sugar, una chica romántica, desafortunada en el amor y vulnerable; una rubia superficial, no demasiado inteligente, víctima de la maldad de los otros. Por su interpretación, ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia o musical.

Más tarde, Wilder comentó que esta película fue uno de los logros más importantes de toda su carrera.

Últimas películas y problemas de salud

Después de Some Like It Hot, la actriz firmó un nuevo contrato con la Twentieth Century Fox.

Actuó en 1960 en el musical Let's Make Love (El multimillonario), bajo la dirección de George Cukor.

El rodaje de la película se retrasó por las condiciones físicas de Monroe y porque, a petición de ella, el guion fuera reescrito por Arthur Miller.

Los cambios que realizó el dramaturgo hicieron que Gregory Peck rechazara encarnar el papel principal del filme; Cary Grant, Charlton Heston, Yul Brynner y Rock Hudson también lo rechazaron, por lo que el estudio se lo ofreció al actor y cantante francés Yves Montand.

Monroe y Miller se hicieron amigos de Montand y su esposa, la actriz Simone Signoret. Cuando Signoret regresó a Francia para rodar una película, Monroe y Montand tuvieron un breve romance, estando ambos casados. Si bien ella le pidió que abandonase a Signoret, cuando el rodaje terminó, él volvió a su país con su esposa.

La película obtuvo críticas negativas y no le fue bien económicamente.

Durante este período, la salud y el estado emocional de Monroe se fueron deteriorando notablemente.

Por las noches, para combatir su insomnio, llamaba con frecuencia por teléfono al Dr. Ralph Greenson, su psiquiatra y psicoanalista.

En el año 1960, Monroe formó parte del elenco de la película The Misfits (Vidas rebeldes), de John Huston, cuyo guion fue escrito especialmente para ella por Arthur Miller.

La actriz interpretó a Roslyn, un personaje que su esposo calcó de situaciones, diálogos y momentos de su vida.

El elenco incluía, entre otros, a Clark Gable, Montgomery Clift y Thelma Ritter. El rodaje comenzó en julio de ese año y se llevó a cabo en el desierto de Nevada.

El estado anímico de Monroe no era bueno: faltaba con frecuencia al rodaje, tenía dificultades para poder concentrarse, y para dormir consumía fuertes dosis de fármacos y alcohol.

En el mes de agosto, Marilyn fue hospitalizada de urgencia en Los Ángeles durante diez días.

Los periódicos dijeron que la actriz estaba cerca de la muerte, pero no revelaron las causas de su internamiento.

Tras su ingreso hospitalario, Monroe regresó a Nevada y terminó de filmar la película.

En noviembre, la actriz y su esposo regresaron separados a Nueva York y ella se refugió en casa de Lee Strasberg.

The Misfits fue mal recibida por los críticos, pero la actuación de Monroe, al igual que la de Gable, recibió críticas muy positivas. En una entrevista, Huston dijo: "Marilyn excavó dentro de sus propias experiencias personales para sacar a la superficie algo único y extraordinario. No tenía técnica de actuación. Era todo verdad, era solo ella".

Durante los siguientes meses, la adicción de Monroe a los fármacos y al alcohol la llevaron nuevamente al borde de la muerte.

El 20 de enero de 1961 se divorció de Miller.

En febrero, ingresó en la clínica psiquiátrica Payne Whitney, experiencia que ella misma describió como “una pesadilla”.

Después logró comunicarse con Joe DiMaggio, su segundo marido, quien hizo que la trasladaran del psiquiátrico a un hospital. Su delicado estado de salud le impidió trabajar el resto del año.

En 1962, Monroe regresó a la actuación y protagonizó, junto a Dean Martin, la película Something's Got to Give. En el momento de comenzar el rodaje, la actriz estaba muy delicada de salud, con frecuentes sinusitis, bronquitis y síntomas cada vez más marcados de inseguridad.

La 20th Century Fox confiaba en este proyecto para sanear su economía, ya que la empresa amenazaba con quebrar, debido a los desmesurados gastos que le generó la película Cleopatra.

Marilyn Monroe y Kennedy

Ningún biógrafo serio puede mantener la existencia de un romance entre Marilyn y Kennedy.

Con certeza se puede decir que la actriz y el presidente se reunieron cuatro veces, entre octubre de 1961 y agosto de 1962. Según, Donald Spotto, biógrafo de Norma Jean Baker.

Según las evidencias que existen. La primera noche de la que existen evidencias de un encuentro entre ambos tiene lugar en el hotel Waldorf-Astoria de Nueva York el 11 de abril de 1957. Marilyn estaba acompañada por su marido en ese momento, Arthur Miller. JFK, que aún no es presidente, había ido al evento de la mano de Jackie, su mujer. No existe una sola evidencia de que los dos matrimonios se cruzasen en ningún momento.

La segunda noche tiene lugar en 1961. Peter Lawford, buen amigo de Frank Sinatra, organizó una cena a la que fue John Fitzgerald Kennedy y en la que también estaba Marilyn. Hubo un encuentro, pero no parece que fuera más allá de las simples presentaciones.

No ocurre lo mismo, según mantiene el propio Spotto, el 24 de marzo de 1962. En ese momento es otro actor, Bing Crosby, el que celebraba una fiesta multitudinaria en Palm Springs. Y es entonces cuando entra en escena un masajista de la actriz. Se llama Ralph Roberts y recibe una llamada de ella. Marilyn le pregunta por técnicas de masaje para la espalda y él se queda atónito. De fondo, escucha un acento de Boston y ella le confiesa, días más tarde, que se trataba del mismísimo Kennedy y que ha tenido un momento sexual con el presidente. El de Roberts fue el único testimonio que pudo recopilar Donald Spotto a lo largo de su incesante rastreo de una aventura presidencial. El 'affaire', por tanto, queda sin confirmación absoluta.

Meses más tarde, el 19 de mayo tuvo lugar, en Nueva York, la gala de celebración del cumpleaños del presidente estadounidense John F. Kennedy, en la que Monroe le cantó el famoso "Happy Birthday Mr. President". Para acudir a esta gala, la actriz se ausentó durante siete días del rodaje, a pesar de que el estudio le exigió que se quedara para cumplir con su trabajo.

- El vestido con el que Marilyn Monroe cantó "Happy Birthday” a John. F. Kennedy, fue subastado y vendido por 4,8 millones de dólares en 2016 a Ripley's Believe It or Not.

Ni documentos oficiales ni ningún tipo de escrito han podido demostrar de forma fidedigna que hubiese algo más que un encuentro sexual entre la rubia y el mandatario

Monroe retornó después al rodaje de Something's Got to Give y filmó las escenas en las que se mostraba desnuda en una piscina. Estas imágenes aparecieron en la portada de la revista Life, tras lo cual comentó que quería “...sacar a Elizabeth Taylor de las portadas de las revistas”.

Por sus retrasos y repentinas ausencias del rodaje, fue despedida. La Fox intentó terminar la película sustituyendo a Marilyn por otra actriz, pero Dean Martin se opuso, y la productora tuvo que readmitirla.

En junio del mismo año, realizó su última y más recordada sesión fotográfica titulada póstumamente The last sitting, programada originalmente por la revista estadounidense Vogue y retratada por el fotógrafo Bert Stern.

- La actriz posó para el fotógrafo con y sin ropa, rubia y morena, pensativa y a carcajadas.

- Bern tomó 2.571 imágenes que cambiarían su carrera.

Después de que la readmitieran, Monroe retomó las negociaciones con la productora para discutir su futuro profesional.

El estudio tenía pensado para ella retratar a Jean Harlow en una película biográfica, dirigida posteriormente por Carroll Baker.

También quería que actuara en las comedias: Irma la Dulce, What a Way to Go! (Ella y sus maridos), ambas protagonizadas por Shirley MacLaine, y Kiss Me, Stupid, por Kim Novak.

El acuerdo al que llegaron estableció que recibiría un millón de dólares por película y que tenía la libertad de elegir director y coprotagonistas.

Sus amantes

“Sola. Estoy sola. Siempre estoy sola. Sea como sea”. Fue uno de los escritos en uno de sus cuadernos rescatados, retrataban a una Marilyn Monroe insegura; asustada. Siempre lo fue: la mujer más deseada de Hollywood nunca se quiso y buscó el consuelo en multitud de hombres. Pero no logró sacudirse la sensación de abandono. Ni sus tres maridos ni sus múltiples amantes.

La lista de amantes de Marilyn fue interminable. Como Elia Kazan.

También Marlon Brando quiso cuidarla. Lo conoció antes de que fuesen estrellas y mantuvieron una relación intermitente durante años. Quizás fue siempre más amigo que amante y la defendió a muerte cuando la industria empezó a rechazarla por su inestabilidad emocional.

Con Tony Curtis también tuvo una historia que iba y venía. Durante ocho años. Y según el propio actor, incluyó un aborto involuntario. La relación comenzó en 1950 y se reactivó en el rodaje de 'Con faldas y a lo loco'. Marilyn estaba casada con Miller y Curtis con Janet Leigh —la actriz asesinada en 'Psicosis'—, que estaba además embarazada, pero eso no impidió que Tony y Marilyn 'recayesen'. Según ha contado Curtis en sus memorias, ella se quedó embarazada y perdió el bebé poco después de reunirse en una habitación con su marido para contárselo.

Marilyn sufrió sola y sufrió junto a sus hombres. Ella misma dijo que una estrella era un objeto. Y detestó serlo. Sola. Siempre se sintió sola. Hasta su muerte.

Últimos días

Tres semanas antes de la noche final, en una entrevista de Life, dice: "Sí, muchas veces llego tarde a mi trabajo. Pero éxito, felicidad, puntualidad… no son más que clichés norteamericanos… A veces llego tarde porque estoy preparando una escena, y a veces porque preparo demasiadas… No soy una máquina… Trabajo en una forma de arte, no en una fábrica… Como dije alguna vez…¡sólo quiero ser maravillosa!"

Muerte

El 5 de agosto de 1962, a las 4:55 de la madrugada, el jefe del departamento policial de Los Ángeles, Jack Clemmons, recibió una llamada.

Su interlocutor era el doctor Greenson, psiquiatra de Marilyn Monroe, y el mensaje era claro: la actriz había muerto.

Clemmons fue el primero en llegar al lugar y advirtió una serie de incongruencias en los testimonios de los dos médicos y el ama de llaves, que se mostraban muy nerviosos y se habían retrasado sospechosamente en avisar a las autoridades.

La escena de la muerte parecía alterada, las sábanas estaban cambiadas y limpias y el cuerpo había sido movido.

Clemmons notó que, a esa hora, la señora Murray estaba lavando ropa, lo que le causó gran sorpresa.

Las livideces del cadáver no coincidían con la postura antinatural en la que estaba el cuerpo.

Al principio, tampoco había agua ni jarra ni vaso con que hubiera podido ingerir las pastillas, hecho que el oficial de la Policía hizo notar a los médicos.

Más tarde, en la escena aparecería muy oportunamente un vaso con la llegada de otros policías y forenses. La autopsia reveló que había fallecido por una sobredosis de barbitúricos.

El informe calificó la causa de la muerte como un “probable suicidio”. Por falta de pruebas, muchos creen que fue asesinada.

Sus médicos, Greenson y Engelberg, le recetaban diversos barbitúricos que pudieron acumularse en su organismo hasta alcanzar niveles peligrosos para la vida.

Se cree que Marilyn falleció bastantes horas antes de que se diera aviso a las autoridades y que su habitación había sido manipulada y organizada convenientemente antes de la llamada telefónica.

La hipótesis del suicidio distraería la atención sobre la posible responsabilidad de sus médicos personales en la muerte y los salvaría de cualquier imputación penal.

Euniece Murray, su ama de llaves, quien fue recomendada por el doctor Greenson para trabajar con Marilyn, fue entrevistada veintitrés años después y confirmó que aquella noche no conseguía dormir.

Según su versión, se levantó y observó que las luces de la habitación de Monroe estaban encendidas, se encontró con la puerta cerrada con llave por dentro, por lo que tuvo que salir de la casa para observar por la ventana de la habitación a la mujer, desnuda y sin vida sobre la cama.

De inmediato, telefoneó al doctor Greenson que llegaría en compañía de Engelberg hacia la medianoche. Lo que hicieron los médicos y el ama de llaves horas antes de avisar a la policía se desconoce. Según Greenson, estuvieron tratando de dar aviso primero a la Fox.

Tres días después de la muerte, Joe DiMaggio, su segundo esposo, celebró el funeral en privado.

Sus restos reposan en el cementerio Westwood Village Memorial Park de Los Ángeles, California.

Reporte de la funeraria

La funeraria Abbott & Hast tenía buena fama, por lo que fueron los elegidos para realizar este trabajo debido a su discreción y rapidez.

A más de 50 años de la muerte de la actriz, Abbott y Hast revelaron los secretos escondidos de aquella autopsia a través del libro Pardon My Hearse.

Revelaron que el cuerpo de Marilyn estaba boca abajo en su cama, su cuello estaba amoratado e hinchado y su cara presentaba manchas de color púrpura.

"Hacía tiempo que no se teñía, ya que sus raíces eran oscuras y habían crecido alrededor de media pulgada. Su color natural del pelo era marrón claro, no rubio. No se había depilado las piernas desde hacía al menos una semana, sus labios estaban muy agrietados. También necesitaba una manicura y una pedicura", escriben.

Pero hay más: "Estaba sin lavar, no era tan guapa ni glamurosa. Era como una mujer de más edad, envejecida, que no ha cuidado de sí misma".

Herencia

Al morir dejó una herencia de 1.6 millones de dólares: el 75 % a su maestro de actuación Lee Strasberg y el 25 % a su psicoanalista.

El copyright de imágenes como los picantes desnudos de la serie Red velvet (que fue portada de Playboy) estaba en manos de su autor, Tom Kelley, pero la explotación de los derechos comerciales no, ya que Marilyn se los legó a Lee Strasberg, inventor del método de interpretación homónimo y profesor de la actriz. Anne Strasberg, viuda y heredera de ese legado, gestiona desde la muerte de su marido y junto a la empresa CMG Worldwide

FACTS

Se han escrito más de 600 libros acerca de ella, y contando.

Se lavaba la cara 15 veces al día.

Eso de la rubia tonta sólo es un mito: su biblioteca personal tenía más de 400 libros.

Filmó 29

Tuvo dos abortos involuntarios, padecía endometriosis.

Su cintura medía 56 centímetros.

Hugh Hefner pagó 500 dólares por los derechos de la fotografía del desnudo de Marilyn Monroe tomada por Tom Kelley.

Cargando