CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Tiroteo en El Paso, Texas

Hasta el momento se señala a Patrick Crusius

Patrick Crusius, joven estadounidense de 21 años de edad, entró el sábado a una tienda de Walmart en El Paso, Texas, y comenzó a disparar contra la gente que estaba allí: hombres, mujeres, niños, decenas de familias que habían acudido a comprar la despensa y útiles para el regreso a clases.

La masacre dejó un saldo de al menos 20 muertos y 26 heridos

convirtiéndose, en uno de los peores ataques contra la comunidad latina de los Estados Unidos en los últimos años, en donde cabe resaltar que seis de las víctimas mortales, son mexicanos.

Noventa minutos antes de que se registrara la primera detonación, el atacante había subido un manifiesto al sitio 8Chan, en el que declaraba que su objetivo era matar al mayor número posible de hispanos.

La verdad incómoda es el titulo de dicho manifiesto, el cuál está inspirado en el ataque perpetrado el pasado mes de Marzo a dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda donde perdieron la vida 51 personas.

Ambas masacres han sido promovidas por una teoría de supremacía blanca, conocida como The Great Replacement o la gran Sustitución, la cual, sella que las élites europeas han estado trabajando para sustituir a los europeos blancos con inmigrantes en todo el mundo.

En su texto, el atacante hablaba de una “invasión hispana de Texas” y detallaba un plan para dividir a Estados Unidos en territorios por raza.

La policía interrogó al presunto asesino, Patrick Crusius, quién vivía en Dallas y se traslado diez horas en coche hasta El Paso para cometer este ataque.

El Paso, al igual que muchas ciudades fronterizas, se ha visto bajo los reflectores por la presión que ha significado la crisis migratoria y las medidas adoptadas por el gobierno de Trump.

Por ahora, autoridades estadounidenses han apuntado que Crusius será juzgado por terrorismo interno, por un crimen de odio. Uno más, que se suma a la larga lista que acumula el 2019, bajo el paraguas de la supremacía blanca.

Cargando