CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: ¿Ya usaste la Faceapp para hacerte "viejito"?

FaceApp ha encendido focos rojos entre aquellos defensores de la privacidad

Las apps para cambiar de aspecto están de voga, primero fueron las caras con animales, luego SnapChatt sacó su filtro para cambiar de sexo y finalmente, en los últimos días, hemos visto decenas, por no decir cientos de publicaciones de familiares, amigos, conocidos y famosos que han decidido entrarle a FaceApp y sus novedosos filtros que te permiten saber cómo te verías a los 60 o setenta años.

Desde Messi hasta Chabelo, y hasta algunos otros, que de plano, no necesitaban tanto filtro, mientras que otros quedamos en Shock al descubrir que no llegaremos a los sesenta años como Maribel Guardia.

Sin embargo, lo que de verdad nos sacará arrugas, es saber que FaceApp es una aplicación creada por Wireless Lab, una empresa rusa dirigida por por el ingeniero Yaroslav Goncharov y como suele ocurrir con este tipo de plataformas, FaceApp ha encendido focos rojos entre aquellos defensores de la privacidad, pues entre los términos y condiciones de uso que todo mundo aceptó sin leer, se contempla que la aplicación puede recolectar todos los datos de los usuarios, incluyendo por supuesto sus fotos, videos y aspectos de su cara, tanto real como con filtros, además de recopilar también su comportamiento fuera de la aplicación, como geolocalización, que páginas visitan y otro tipo de información a través de herramientas de análisis de terceros, cookies e identificadores de dispositivos para saber de qué marca, modelo y compañía telefónica son los teléfonos de sus usuarios.

Por si fuera poco, FaceApp también contempla ceder los datos de sus usuarios a sus afiliados o patrocinadores, especificando que tu nombre, correo electrónico, edad, ciudad, tipo de dispositivo que usas, así como tus rasgos faciales, podrían pasar a una tercera entidad, en caso de que la app sea comprada o termine por pasar de moda y desaparecer, como ha ocurrido con muchas otras.

Aunque lo más grave es la aplicación tampoco especifica que ocurre con tus datos si borras la app o si pides que eliminen todos llo que han recolectado sobre ti.

Así pues, FaceApp parece estarnos viendo la cara…. de una manera, que tal vez nunca imaginamos.

Cargando