CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

Casi la mitad de compras por internet no se concretan

Entérate las razones de las compras en línea a veces no terminan bien

Resulta que no siempre el tarjetahabiente puede consumar una compra por internet, si el banco que emite la tarjeta considera que el sitio visitado por el usuario no es seguro de acuerdo a los estándares establecidos, o bien porque el tarjetahabiente no cuenta con fondos suficientes para pagar el importe de la compra, o también porque no se proporcionan de forma correcta los datos o claves solicitadas para concretar la transacción. Y es que los datos de las Condusef detallan que en los primeros tres meses del año se realizaron 147 millones de solicitudes de compra en comercio electrónico, cerca de 1.6 millones todos los días, pero sólo 58.4%, finalizó en una compra autorizada por parte de la institución emisora de la tarjeta, es decir, 86 millones de operaciones.

Y pese al dato se puede observar una mayor actividad del comercio en línea, que más personas utilizan su tarjeta de débito en estas operaciones e incluso este medio de pago prácticamente duplica la participación de la tarjeta de crédito; con un monto promedio de compra de 364 pesos, lo que sugiere que los cibernautas ya ampliaron sus compras en línea.

Sin embargo, y aunque la proporción disminuyó, en el primer trimestre del 2019, los usuarios presentaron ante la propia institución bancaria, alrededor de un millón 188 mil reclamaciones en comercio por internet, con un monto promedio de reclamo de un mil 101 pesos, con un porcentaje de resolución favorable de 90.9% y tiempo de respuesta promedio de 9 días hábiles.

Por eso no se debe olvidar que cuando se realiza una compra en internet, es importante tomar en cuenta medidas de seguridad como las siguientes:

Antes de comprar

•Infórmate sobre los tipos de fraude para que puedas identificar cuando una página web es fraudulenta.

•Evita el acceso a ofertas que lleguen vía correo electrónico, ya que pueden llevar a lugares no seguros. En su lugar, entra directamente a la página del comercio.

Durante la compra

•Comprueba la presencia de un pequeño candado cerrado en la ventana del navegador, antes de introducir los datos de tu tarjeta.

•Guarda o imprime los comprobantes de pago, así como la confirmación de la compra, ya que los necesitarás en caso de alguna aclaración.

Cargando