¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tarjetas de crédito y su historia en México

Actualmente existen alrededor de 5 billones de tarjetas en el mundo

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que sirve como medio de pago y para obtener crédito. El banco concede a un cliente mediante un contrato una línea de crédito revolvente (en cuanto pagas la deuda, vuelves a obtener ese dinero para su uso) hasta por un importe determinado conocido como límite de crédito.

También existen las tarjetas de crédito comerciales, son las que ofrecen las tiendas de autoservicios y departamentales. Esta tarjeta sólo sirve para comprar en la tienda que te la emitió.

En 1968, llegó a México la primera tarjeta de crédito llamada “Bancomático”, lanzada por Banamex en conjunto con Interbank (hoy MasterCard).

En el país, se registraron 24 millones 641 mil 752 tarjetas de crédito durante el primer trimestre de 2017. De ese total, solo el 41% utiliza su tarjeta de manera responsable, sin pagar intereses, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Casi la mitad de estas se utilizan sólo como medio de pago y no como un instrumento de financiamiento.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del INEGI:

  • 4 de cada 10 mexicanos disponen de al menos una tarjeta de crédito.
  • Sin embargo, 56% de la población no tiene cuenta bancaria.
  • La tasa de morosidad de tarjetas de crédito (5.0% en junio de 2016) está entre las más elevadas de los créditos al consumo.
  • En México, poco más del 40% de los usuarios de tarjeta de crédito son totaleros, esto significa que cada mes pagan el 100% de las compras que realizan con su plástico, la utilizan como medio de pago.
  • El 60% corresponde a los no-totaleros, los que acarrean una deuda por lo que generan intereses que recibe la institución emisora de la tarjeta.

De acuerdo con la CONDUSEF, cuando te ofrezcan una tarjeta de crédito, debes entender principalmente los siguientes conceptos:

  • Periodo: Es la fecha de inicio y fin que comprende el ciclo en el cual puedes utilizar tu tarjeta. Oscila entre 30 y 31 días.
  • Fecha de corte: Es el día del mes en que termina e inicia un nuevo periodo de registro de lo que gastas en la tarjeta.
  • Fecha límite de pago: Es la fecha que tienes para realizar el pago y no caer en morosidad, generalmente 20 días naturales a partir de la fecha de corte.
  • Pago mínimo: Es la cantidad mínima a pagar al banco para no caer en morosidad.
  • Pago para no generar intereses: Es un monto mínimo que debes liquidar puntualmente y así evitar el pago de intereses (incluye los pagos mensuales correspondientes a promociones a meses sin intereses).

Antes de contratarla, es importante que conozcas los requisitos que te solicitan, como tu ingreso mensual, la comisión por anualidad, tasas de interés, el costo anual total (CAT) y respaldo en caso de robo o extravío.

Lee con cuidado tu contrato y procura tener sólo las tarjetas necesarias antes de firmar. No cometas el error de pensar que tienes un dinero extra o creer que tu poder de gasto es mucho mayor, cuando en realidad no lo es. Usar correctamente tu tarjeta es aprovechar sus beneficios, sin gastar más de lo que ganas, debes tener la capacidad de pagar el saldo completo.

¿Cómo usan los mexicanos su tarjeta de crédito?

La encuesta sobre el uso de tarjetas de crédito en México, realizada por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF), mostró que:

  • 98% de los encuestados conocía el límite de su tarjeta de crédito.
  • 79% sabía sobre las tasas de interés derivadas de su uso.
  • El promedio de consumo de los tarjetahabientes mexicanos es de 5,800 pesos mensuales.
  • Cada vez más personas liquidan su deuda en la tarjeta antes de que crezcan los intereses, se endeudan únicamente a 1.6 meses de su ingreso mensual.

¿Cómo salir de deudas en tarjetas de crédito?

Reconocer y enfrentar: El primer paso para resolver cualquier problema es reconocerlo. Tenemos que reunir los últimos estados de cuenta de todas nuestras tarjetas de crédito y sumar los saldos para ver cuánto es nuestra deuda total.

Esconder tarjetas: Debemos evitar a toda costa seguir usando nuestras tarjetas y de esta manera, incrementarlo. No las portemos con nosotros y no las tengamos a la mano.

Preparar un plan de acción: Primero debemos escribir en un papel el monto total de los ingresos netos mensuales que recibimos, libres de impuestos. A continuación, nuestros gastos fijos, con esto, podremos ver qué gastos podemos recortar y destinar la mayor cantidad de dinero posible en el pago de nuestras deudas.

Listar y ordenar: Tenemos que hacer una lista de lo que debemos en nuestras tarjetas de crédito, de la siguiente forma: Nombre de la Tarjeta, Saldo Total (Deuda), Tasa de Interés, Pago Mínimo y Fecha de Pago. Luego, ordenarlas tomando el criterio de poner primero la que tiene una tasa de interés más alta, y así sucesivamente.

Priorizar los pagos: Tenemos que pagar el mínimo en todas nuestras tarjetas para evitar caer en mora, y todo el monto adicional que nos quede para este efecto, lo tenemos que asignar a la tarjeta que nos cobra la tasa más alta de interés.

Cargando