Todo sobre las perlas

Para todos aquellos que son amantes de las gemas, viene nuestro gemólogo de cabecera

y nos va a dar unas clases infernales sobre las perlas

Pepe Dávalos, Gemólogo pionero en México // Tw: @TuGemologo // jdjoyeros.com

La perla, la gema de origen orgánico por excelencia y cada vez más a nuestro alcance.

Dentro de la gemología y el mercado de la joyería encontramos 5 gemas las cuales tienen su formación a partir de seres vivos y son denominadas gemas de origen orgánico; por su popularidad, su proceso de cultivación y su alcance la Perla es la gema de origen orgánico más demandada a nivel mundial.

A lo largo de su historia la perla ha tenido diferentes connotaciones como:

o Un regalo de la naturaleza, siglo tras siglo, las perlas han sido una fuente de leyendas tan cautivadoras como las luminosas joyas.

o Los persas pensaban que las perlas nacían de las gotas de lluvia y si una tenia defectos, era a causa de los rayos. Muchas leyendas atribuyen el nacimiento de las perlas a las señales de las criaturas mitológicas. Una fábula universal cuenta que las ostras salían del agua al amanecer para recibir una sustancia divina.

o En Asia, creían que las perlas eran las lágrimas de los ángeles, de las sirenas, de los dragones, de los duendes. Otra fábula de Sri Lanka cuenta que Adán y Eva, al llorar, provocaron el nacimiento de un lago. Las lágrimas de Eva eran blancas y rosas, las de Adán grises o negras. La historia atribuye la diferencia de colores al carácter incontrolado del hombre.

o Ya sea un don de los cielos o un regalo de la naturaleza, la perla ofrece una maravillosa joya que da nacimiento a suntuosas creaciones.

En la antigüedad la perla era considerada emanación directa de los dioses y el juego de luz iridiscente que se refleja en la superficie era considerado divino.

 Se creía que la madre perla era Teufi hija de okana y Uaro padres de todo lo que vive en el mar excluyendo los peses.

Dice la leyenda que en las noches de luna llena la ostras salían a la superficie del océano abriéndose para capturar los rayos de plata de la luz y con esta mágica unión daban origen a la perla.

¿Cómo se forman?

Las perlas se forman como resultado de la reacción defensiva que tienen las ostras a cuerpos extraños en su interior.

Cuando una ostra percibe la presencia de un cuerpo extraño (elementos inertes, parásitos e incluso pequeños animales marinos) en su interior tiene dos mecanismos de defensa:

o 1. Es el expulsar al intruso.

o 2. Empieza a generar capas y capas de nácar (material iridiscente compuesto de cristales de carbonato de calcio el cual la ostra segrega para crear su concha) alrededor del cuerpo invasor.

El segundo mecanismo de defensa, es lo que da origen a las perlas ya que este cuerpo extraño será cubierto por una y otra capa de nácar. Este tipo de formación es el que da origen a lo que llamamos perlas naturales.

¿Qué es el nácar?

El nácar también conocido como madre perla es la sustancia básica que segregan las

ostras.

Cuando el nácar es creado alrededor de un cuerpo extraño tenemos como resultado la

formación de una perla.

El nácar está compuesto de carbonato de calcio (en forma cristalina) y conquiolina (una proteína orgánica).

Las Perlas de agua salada provienen de 3 principales tipos de ostras:

Pinctada Fucata comúnmente conocida como "akoya" la cual se encuentra cerca de las costas de Japón, China, Australia y Nueva Guinea y produce generalmente perlas blancas de tamaños pequeños. (difícilmente arriba de 9 mm)

La Pinctada máxima, "silver-lip" o "gold-lip", la cual se encuentra en gran parte del pacifico la cual produce perlas blancas o doradas de gran tamaño. (generalmente a partir de 12 mm)

 Y finalmente la Pinctada margaritifera o "black-lip" la cual también se encuentra en diferentes partes del pacifico pero sobre todo en la Polinesia Francesa, las cuales producen perlas tahitianas de gran tamaño que principalmente son negras y grises. (generalmente a partir de 12mm)

Las perlas de clasifican en base a los siguientes conceptos:

1. Tamaño, el cual se mide en milímetros.

2. Forma; que va de lo redondo a lo barroco.

3. Color; donde encontramos un color base y hasta 2 sobretonos.

4. Lustre; la intensidad de luz que se refleja en la superficie.

5. Impurezas; la cantidad de imperfecciones sobre la superficie de nácar.

6. Calidad de Nácar; el grosor de este material sobre el núcleo lo que nos dará mejor lustre y en muchos casos oriente.

7. "Matching"; en el caso piezas de joyería que utilicen más de una perla, se buscará que estás sean de las mismas características.

Perlas naturales y perlas de cultivo

Las perlas naturales y las perlas de cultivo se forman de la misma manera.

 A diferencia de las naturales en las perlas cultivadas el hombre es el que introduce el cuerpo invasor en la ostra.

Las perlas de cultivo y las perlas naturales tienen un mismo origen. A diferencia de las perlas de imitación, ambas nacen y crecen en ostras vivas, las dos perlas son genuinas.

La sola diferencia es que las perlas naturales nacen de un accidente de la naturaleza mientras que las perlas de cultivo necesitan de la intervención humana.

Una perla de cultivo pasa por las mismas etapas que la perla natural pero su ciclo de vida comienza con la ayuda del hombre.

Para empezar el proceso y facilitar el trabajo de la ostra, el perlicultor inserta una pequeña esfera o núcleo, un substituto al cuerpo irritante, o un pequeño trozo de tejido del labio extraído de una ostra donante.

o Si todo sale bien, la ostra segregará el nácar que aislará el núcleo o el tejido y con suerte hará nacer una perla.

¿Diferencia entre perla natural y de cultivo?

Es difícil, hasta para un experto, encontrar la diferencia entre una perla natural y su homóloga de cultivo.

La única manera de encontrar la diferencia es pasar las perlas por los rayos X o perforándola para sondear el interior.

Hoy, prácticamente todas las perlas comercializadas son de cultivo.

La oportunidad de crear una bella perla de cultivo son de uno o dos por ciento; las de encontrar  una perla natural: una sobre 15000.

Sin embargo hoy en día no hay diferencia en precio entre perlas naturales lo cultivadas por lo que del punto de vista comercial son consideradas "lo mismo".

Perlas de agua dulce:

Aunque tradicionalmente las ostras perlíferas conocidas son de agua salada; los moluscos que viven en aguas dulces también pueden producir perlas.

China ha producido perlas de agua dulce desde 2206 AC.

Estados Unidos también ha tenido un papel importante en este mercado a partir del siglo 19.

 Las perlas de agua dulce tienen generalmente menos lustre que las de agua salada, pero pueden presentar gran diversidad de formas y colores, aparte de ser más resistentes.

Diferencia entre las perlas de agua dulce y las de agua salada

 Las de agua salada no se les inserta un núcleo redondo como a las de agua salada, simplemente se les inserta un pedazo de tejido extraído de una ostra donante.

Otra diferencia importante es que a estas ostras se les pueden insertar hasta 25 tejidos en cada lado lo que podría generar hasta 50 perlas en un periodo de 2 a 6 años.

El resultado de esto son perlas formadas al 100% por nácar lo cual hace difícil que puedan ser redondas

En años resientes China ha perfeccionado el cultivo de las perlas de agua salada, lo que ha dado como resultado cada vez mejor calidad en las perlas lo que inclusive las hace difícil de separar de su contraparte de agua salada.

Empieza a salir del mercado las perlas en forma de arroz y estas siendo remplazadas con perlas redondas que pueden llegar a tener tamaños de 16 mm.

Esto ha creado un nuevo interés por este tipo de perlas ya que su precio es más accesible.

Los Japoneses también son conocidos por el cultivo de este tipo de perlas, El lago Biwa fue durante muchos años conocido como el mejor productor de este tipo de perlas lamentablemente fueron frenados por la contaminación del agua; hoy en día intentan regresar al mapa.

La perlas de agua dulce cada vez se parecen más a las perlas de agua salada tanto en tamaño, forma y calidad de nácar, si los métodos de cultivo siguen mejorando, llegará un momento en que los clientes no podrán notar la diferencia.

Perlas Conch (se pronuncia konk)

Aunque técnicamente no son perlas ya que carecen de nácar, las perlas conch son una de las gemas más raras que nos puede dar la naturaleza.

Producidas por el molusco de caracol llamado "Queen Conch" este tipo de perlas son aún más raras que las perlas no cultivadas, ya que uno de cada 10 000 caracoles produce una perla, pero solo el 10% de estas son de calidad gema.

En colores generalmente rosa, amarillo, café o dorado, esta extraña gema es pesada en quilates como las demás gemas pero no como las demás perlas que se miden en milímetros.

Debido a su rareza hay muy pocos distribuidores de este tipo de perlas en el mundo y sus precios se van dictando de acuerdo a la oferta y demanda.

El mercado de perlas nos ofrece una gran variedad de tamaños, colores, formas y por supuesto precios. De esta manera se convierte en una de las pocas gemas que está al alcance de cualquier cliente pero también al nivel de exigencia de cualquiera.

Existen 17 tipos diferentes de perlas, organizadas en tres categorías:

Naturales: extraídas directo de la ostra

Cultivadas (se implantan materiales ajenos en un molusco y se deja crecer la perla artificial –esto toma de 2 a 7 años) Imitaciones.

Las naturales son las más raras... y las más caras.

 Tres toneladas de ostras servían para producir sólo 3 o cuatro perlas perfectas.

Tienen diferentes formas:

Redondas

Semirredondas

Button, dop, pear, baroque, circled

Ovaladas

Un collar de perlas puede ser de 6 tamaños distintos: collar, choker, princess, matinee, opera and rope.

Pueden ser blancas, rosas, negras, púrpura y hasta doradas, dependiendo de los elementos de las conchas.

Cargando