CON MARTHA DEBAYLE

El Griefing, la amenaza cibernética de niños y adolescentes

Señales que indican que tú hijo podría estar sufriendo del ciberbullying, griefing o ciberacoso

La doctora Dennis Meade Gaudry estuvo en cabina con Martha Debayle y nos contó que onda qué onda con griefing, una de las tantas formas de cyberacoso.

También nos explicó cuáles son las señales de alerta que su hijo puede estar sufriendo acoso por internet y cuáles son las claves para ayudarlo.

En México de 65.5 millones de usuarios de internet, el 59.9% son niños de seis años en adelante.

El 24.5% de los usuarios de internet o celular de 12 años o más ha vivido ciberacoso, según datos del Módulo sobre ciberacoso (MOCIBA).

Entre los grupos de edad más afectados por el ciberacoso están los jóvenes entre los 12 y 19 años, según el MOCIBA.

En el grupo de jóvenes entre 12 y 19 años, las mujeres son las más afectadas, el 28.1% de estas ha vivido ciberacoso, mientras que esta proporción es 25.4% en el caso de los hombres.

Se refiere específicamente al ciberbullying que se sufre a través de internet

Aquí lo importante es destacar que en ese mundo virtual hay acoso y agresión, aunque muchos padres ni lo imaginan.

Una definición del termino podría ser la situación en que un niño o adolescente es repetidamente atormentado, acosado, humillado, avergonzado o de alguna manera molestado por otro niño o adolescente a través de mensajes de texto, correo electrónico, mensajería instantánea, o cualquier otro tipo de tecnología de comunicación como bien pueden ser los sitios de redes sociales, foros, blogs y páginas de videos en línea.

Consecuencias

Las víctimas pueden padecer distintas consecuencias emocionales y psicológicas, similares a las víctimas de otros tipos de acoso, que van desde la baja autoestima, depresión, comportamientos agresivos hacia ellos mismos o hacia los demás, entre otros.

Debido a la posibilidad del anonimato que permite la Internet, así como la continuidad y variedad de ataques que pueden recibir las víctimas, el acoso provocado por los atacantes puede maximizar los efectos antes mencionados.

Agresión en videojuegos

Un nuevo tipo de cibermatón conocido como "griefer" está superando a otras formas de agresión en internet y en el mundo de los videojuegos online.

“World of Warcraft' es uno de los videojuegos en los que actúan estos 'cibermatones'.

A diferencia de los matones tradicionales de internet que funcionan a través de mensajes instantáneos y teléfonos móviles, los 'griefers' se introducen en videojuegos de multijugadores amedrentando, atormentando o frustrando a otros jugadores.

Los videojuegos online masivos tienen una naturaleza muy violenta y mucha sexualidad. Son juegos adictivos, porque tienes niños jugando horas y horas al día y poniendo sus vidas en espera para jugar a algunos de estos juegos, como World of Warcraft o Warhammer".

¿Cómo funciona?

Los 'griefers' atrapan a la víctima y la atacan durante todo el juego, causándole humillación y violentándolos durante todo el proceso.

Los niños se ven atraídos por estos juegos y están enganchados a ellos durante horas al día.

Si durante todo este tiempo están siendo lastimados por los griefers, es probable que empiece a desarrollar algún tipo de sintomatología emocional y conductas antisociales.

Garaigordobil, en 2011, realizó una compilación de varios estudios y menciona que las víctimas tienen sentimientos de ansiedad, depresión, ideación suicida, estrés, miedo, baja autoestima, sentimientos de ira, frustración, indefensión, nerviosismo, irritabilidad, somatizaciones, trastornos del sueño y bajo rendimiento escolar. En cambio, los agresores muestran falta de empatía, conducta agresiva y delictiva, existe un mayor consumo de alcohol y drogas, dependencia de las tecnologías y absentismo escolar.

El tipo de consecuencias negativas de la agresión en internet, no se reduce a problemas emocionales simplemente, sino también se han asociado problemas psiquiátricos y psicosomáticos.

Señales de alerta del Ciberbullying (Gb), Griefing o Ciberacoso:

1. Dejar de usar la computadora, el celular, el video juego o la “tablet” repentinamente sin ninguna justificación.

2. Demostrar una conducta nerviosa o irascible frente al uso de la computadora, el video juego, el celular o la “tablet”.

3. Resistencia a salir de la casa hacia el colegio u otros lugares en general.

4. Demostrar conductas agresivas, depresivas o de frustración después de usar la computadora, en el video juego, en el celular o en la “tablet”.

5. Evadir conversaciones sobre lo que está haciendo en la computadora, en el video juego, en el celular o en la “tablet”.

6. Alejarse súbitamente de familiares y amigos tradicionales.

7. Presenta síntomas como depresión, pesadillas, ansiedad o conductas antisociales.

¿Cómo prevenir y frenar el ciberbullying (gb), griefing o ciberacoso?

Para niños y adolescentes: No es tu culpa. Muchas veces la gente llama “bullying” a una simple disputa entre 2 personas, pero si alguien es cruel contigo en repetidas ocasiones, sí que se trata de bullying, y debes tener presente que nadie se merece que le traten con crueldad.

No respondas o tomes represalias. En algunas ocasiones es peor que reacciones, porque justamente es eso lo que el agresor está buscando. Es una manera de que le hagas pensar que tiene poder sobre ti y no debería creerlo. Si respondes y atacas a un bully, puede ser el detonante de que te conviertas tú en uno, y provocar toda una cadena de reacciones ante un acto que en principio era significativo. Si puedes, intenta alejarte de la situación, pero si no puedes, de vez en cuando intentar tomarse las cosas con humor desarma al acosador y le distrae de su objetivo.

Guarda las evidencias. Lo único bueno sobre el ciberacoso es que el acto suele ser capturado, almacenado y mostrado a alguien que puede ayudarte. Puedes guardar las evidencias en caso de que las cosas empeoren.

Di al abusador que pare. Esto depende de ti completamente. No lo hagas si no te sientes totalmente cómodo con ello, porque tendrás que dejar claro que es la última vez que permites que te traten de esa forma. Quizá necesites practicar previamente con alguien en quien confíes, como tus padres o tu mejor amigo.

Busca ayuda. Especialmente si la situación te está afectando de verdad. Te mereces apoyo, por lo que deberás buscar a alguien que pueda escucharte o ayudarte, y trabajar para solucionarlo..

Emplea la tecnología disponible. La mayoría de las redes sociales, Apps y servicios te permiten bloquear contactos. Cualquiera que sea el tipo de ciberbullying que estás sufriendo, debes bloquear a la persona responsable y denunciar el problema al servicio o aplicación correspondiente.

Si alguien que conoces está siendo acosado, actúa. Saber lo que está ocurriendo y no hacer nada para evitarlo, da poder al agresor y no sirve de ayuda. Lo mejor que puedes hacer es intentar parar al responsable hablando con él y posicionándote en contra de lo que está haciendo. Si no puedes frenarle, al menos habrá servido de apoyo para la persona acosada.

Tienes que considerarte afortunado si tu hijo pide ayuda. La mayoría de los jóvenes no les dicen a sus padres que están siendo marginados. Así que si tu hijo pierde el sueño, no quiere ir a la escuela o parece agitado cuando enciende su móvil, pregúntale el porqué de forma tranquila y lo más abiertamente posible. Siéntete libre de preguntar si tiene algo que ver con un comportamiento negativo o rebelde o si se trata de algún tipo de problema social.

Trabaja con tu hijo. Deberás involucrarte con sus problemas para ayudarle a recuperarse. El bullying está íntimamente ligado a la vida en el colegio y los niños entienden la situación y el contexto mejor que sus padres. Quizá necesites tener una conversación privada con otros, pero deja que tu hijo lo sepa y comunícale lo que has hablado.

Piensa antes de dar una respuesta rápida. Lo que los padres no siempre saben es que pueden empeorar la situación si actúan apresuradamente. Si respondes públicamente o si los compañeros de clase se enteran de tu reunión con las autoridades de la escuela tu hijo puede ser más severamente marginado, por lo que cualquier medida necesita ser bien pensada.

Necesitas tener más de una perspectiva. Aunque lo que tu hijo cree que está sucediendo sea completamente sincero, recuerda que la verdad de una sola persona no es necesariamente la de todo el mundo. Necesitarás tener otras perspectivas y tener la mente abierta. A veces sólo vemos una pequeña parte de la historia.

Lo que más ayuda a las víctimas es ser escuchados. Ya sea por un amigo o un adulto que le importe. Por eso, si tu hijo te pide ayuda es muy importante que respondas comedidamente y te involucres. Simplemente siendo escuchados con respeto, los niños ya estarán en camino de recuperarse.

La última meta es que tu hijo recupere el respeto por sí mismo. Este es el mejor camino para solucionar el problema y ayudar a que tu hijo se recupere. Lo que las víctimas necesitan con más urgencia es recuperar su sentido de la dignidad y la autoestima. Algunas veces esto requiere tomar medidas contra en bullying pero en otras ocasiones no.

Cargando