¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Cómo nos afecta la corrupción?

¿Han sobornado alguna vez por recibir mejor atención, más rápida, que nadie se entere de algo, etc?

El sábado 9 de diciembre se conmemoró el Día Internacional Contra la Corrupción y Max Kaiser, Director Anticorrupción del IMCO (Instituto Mexicano para la competitividad), nos dice qué tanto afecta este tema a nuestro país y cómo podemos hacer algo al respecto. 

FUENTE: Informe de Transparencia Mexicana

- En México, 6 de cada 10 personas consideran que la corrupción va en aumento

- 6 de cada 10 mexicanos creen que los policías son en su mayoría o en su totalidad corruptos

- Seis de cada 10 mexicanos creen que el gobierno no hace lo necesario para detener la corrupción

- La mitad de los mexicanos han pagado un soborno

- En méxico, 4 de cada 10 pagó para acceder a la atención de la salud y las escuelas

- 7 de cada 10 están dispuestos a apoyar acciones contra la corrupción

- La policía y los políticos son las profesiones más corruptas

- De acuerdo al ‘Barómetro Global de Corrupción 2017’, México es el país más corrupto de AL

- Según el INEGI, el Estado de México es la entidad con más casos de corrupción.

- El 98% de los casos de corrupción, quedan impunes

Los mexicanos perciben la corrupción de dos formas

- La corrupción de ellos, que se refiere a la corrupción de los políticos y los poderes fácticos

- La corrupción de nosotros, es percibida como una forma aceptable de justicia social o redistribución de riqueza.

¿Qué es la corrupción?

La palabra corrupción, del término latín corruptio, encierra diferentes significados que van desde la acción de dañar, sobornar o pervertir a alguien.

La corrupción se presenta en diferentes niveles. Desde el conductor que paga para evitar una multa hasta las empresas que pagan a funcionarios públicos para obtener la concesión de una obra por la que ganarán grandes cantidades de dinero.

TODAS estas acciones son perjudiciales para la sociedad y NO son exlcusivas de la clase política. El soborno, el tráfico de influencias, la extorsión y el fraude son prácticas propias de la corrupción y constituyen un delito.

¿Cómo anda México en corrupción?

En los 3 índices más importantes del mundo el panorama de México es dramático:

- Transparencia Internacional: Somos el 123 de 176

- En el World Economic Forum, en el Pilar de Instituciones somos el 116 de 137

- En los indices de World Justice Project somos el 99 de 113 en “Ausencia de Corrupción” y el 108 de 113 en “Justicia Criminal”.

- La combinación de estos índices se usan como parámetro de medición de Riesgo País, por empresas e instituciones.

Los menos corruptos

Nueva Zelanda y Dinamarca son los países menos corruptos del mundo. Obtuvieron 90 puntos sobre 100, que sería el nivel mínimo de corrupción que se puede tener.

Completan las primeras posiciones del ranking:

- Finlandia (89)

- Suecia (88)

- Suiza (86)

- Noruega (85)

- Singapur (84)

- Holanda (83)

- Canadá (82)

-Alemania, Luxemburgo y el Reino Unido (81).

5 realidades de la corrupción

1. La corrupción es el gran cáncer que corroe la capacidad del Estado mexicano para crear mejores condiciones de vida para todos. No es un crimen sin víctimas. Cada acto corrupto, además de crear beneficios ilegítimos para alguien, crea costos y perjuicios para todos.

2. Hacer justicia en cada caso que se presenta, es la única manera de regresar legitimidad

3. Es un fenómeno multifactorial y multicausal, y así deben concebirse las soluciones.

4. El diseño del sistema para combatirla, debe partir de las mejores prácticas y experiencias internacionales, pero debe crearse con base en un profundo conocimiento y entendimiento del fenómeno propio de México.

5. Los mexicanos debemos sacudirnos la idea de la que corrupción es parte inescapable del destino de México. Es posible construir un país mejor.

Los pendientes de México en la corrupción:

- La puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) sigue siendo el mayor pendiente del país. Las autoridades federales y locales, tanto ejecutivas como legislativas, han mostrado resistencias para concluir las leyes secundarias, realizar los nombramientos pendientes e investigar los grandes casos de corrupción.

Nombramientos pendientes para combatir la corrupción:

- México se encuentra en un contexto de debilidad institucional, ninguna de las tres fiscalías que podrían hacerle frente a la corrupción tiene titular.

- El titular de la Fepade fue removido a finales de octubre por sus investigaciones sobre Coahuila, Estado de México, Veracruz, Chihuahua y muy particularmente por el caso Odebrecht.

- La PGR carece de titular desde abril.

- Todavía no ha sido nombrado el Fiscal Anticorrupción. Tampoco han sido designados los 18 magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa especializados en combate a la corrupción.

- Los legisladores se han negado a aprobar las iniciativas de reforma al artículo 102 constitucional para dar garantías a la construcción de una Fiscalía autónoma

¿Para qué nos alcanzaría con lo que nos cuesta la corrupción?

Se calcula que este mal cuesta al país unos 347,000 millones de pesos (mdp) anuales, según las últimas cifras de la organización Transparencia Internacional.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la corrupción mexicana equivale a 2% del PIB.

- Esta proporción equivale a la mitad del presupuesto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

- Con ese dinero se podría duplicar el gasto del IMSS y atender al doble de gente, o al mismo número, pero con mejores equipos, medicinas, instalaciones y doctores.

- En materia de educación, el desembolso en corrupción alcanza para multiplicar por 10 el número de alumnos en la Universidad Nacional Autónoma de México.

- Las personas con salarios promedio dedican 14% de su ingreso anual a actos de corrupción que no está sujeto.

¿Cómo nos afecta la corrupción?

La corrupción afecta a las sociedades de muchas maneras.

- En el frente político

La corrupción es un gran obstáculo para la democracia y el estado de derecho.

En un sistema democrático, las oficinas e instituciones pierden su legitimidad cuando se utilizan de forma indebida para obtener una ventaja privada.

Lo que debes saber sobre el aumento al salario mínimo

- Económicamente,

La corrupción agota la riqueza nacional.

Los políticos corruptos invierten escasos recursos públicos en proyectos que llenarán sus bolsillos en lugar de beneficiar a las comunidades, programas sociales, etc.

- La corrupción corroe a la sociedad.

Destruye la confianza de las personas en el sistema político, en sus instituciones y su liderazgo.

Un público desconfiado o apático puede convertirse en un obstáculo más para desafiar la corrupción.

- La corrupción cobra vidas, sí no es una

El México de “la vista gorda”

En el mundo desarrollado, las compañías que participan en actos de corrupción tienen graves consecuencias, no sólo en multas multimillonarias, sino en imagen y valor de su marca.

Ejemplo:

- La compañía británica de telecomunicaciones BT perdió 8 mil millones de libras esterlinas en el valor de sus acciones en los primeros días del escándalo del que se le acusó a su división de negocios italiana, en enero de 2017.

- Las acciones del gigante de supermercados británico TESCO perdió 20% (20 mil millones de libras esterlinas) de su valor en acciones en 2016 por un escándalo de contabilidad.

- JBS, un gigante empacador de carne de Brasil perdió 2.7 mil millones de dólares en valor de sus acciones por acusaciones de soborno al presidente Michel Temer en mayo de 2017.

- Rolls Royce anunció que perdió 671 millones de libras esterlinas debido a convenios para apagar acusaciones de corrupción en su contra en 2016.

- Volkswagen tuvo que reconocer un costo de 18 billones de dólares en 2016, relacionado con el escándalo que propició el descubrimiento de un dispositivo que escondía las emisiones reales de contaminantes en algunos vehículos.

- Italia tuvo que pagar un récord de 307 millones de libras esterlinas a la Unión Europea después de que una investigación descubriera que un proyecto de autopista en el sur del país estaba plagado de infiltraciones de la mafia, corrupción y sobornos.

¿Y México?

En México en cambio, además de no ser sancionadas, mantienen sus negocios y su valor como si nada hubiera pasado y el la clase política, son los mismos personajes que siguen estando en el poder desde hace aaaños, sin que nada pase.

- Peña Nieto y la Casa Blanca

- Javier Duarte y Veracruz

- Caso Odebrecht

- La red de gobernadores corruptos

- Guillermo Padrés y el desfalco de Sonora

- Rodrigo Medina y Nuevo León

TODOS tenemos responsabilidad:

1. Decir NO

2. DENUNCIAR ante instituciones

3. ORGANIZARSE para resistir

4. PARTICIPAR en la discusión

5. EXIGIR justicia

10 mitos de la corrupción

1. La corrupción es provocada por servidores públicos deshonestos o inmorales que quieren enriquecerse.

Ojalá fuera tan sencillo. Si esta fuera la causa más importante, la medida sería muy simple: cuidemos quién entra al servicio público. En realidad, se trata de un fenómeno provocado por circunstancias propicias e incentivos equivocados.

2. La corrupción es un asunto cultural.

No existe algo en la “mexicanidad” que nos mueve a ser corruptos. Todos hemos participado de una u otra manera alguna vez, pero eso no lo hace parte de la cultura mexicana o latina. Eso la convierte en un mal epidémico, mas no endémico.

3. La corrupción es un problema de los países en vías de desarrollo.

Falso, es un problema de todo tipo de organismo pluripersonal que tiene que equilibrar la competencia natural entre los intereses privados y los intereses institucionales.

4. Lo que hace falta para combatir la corrupción es voluntad política.

En efecto se requiere de voluntad para cambiar el rumbo de México, pero hace falta mucho más que eso. Se trata de un profundo cambio de paradigma que implica rediseñar por completo el modelo de Estado que tenemos, y la forma de concebir el servicio público.

5. Existen niveles aceptables de corrupción que le permiten mayor eficacia al sistema.

Quizá es imposible erradicar la corrupción al cien por ciento, pero eso no puede traducirse en la aceptación del fenómeno, y menos como elemento de eficacia. La corrupción por su naturaleza genera inseguridad. No tiene reglas, no tiene parámetros ni estándares. No tiene entes “reguladores”, por lo tanto, si genera inseguridad, es ilógico considerarla, así sea en un porcentaje pequeño, como herramienta de eficacia.

6. La corrupción se combate con mano dura.

Cero tolerancia es la traducción eufemística. Esto no es mas que una bravuconada que impide ver el fondo y las causas. De muy poco sirve meter “peces gordos” a la cárcel, si el sistema que les permitió crecer y nadar a sus anchas sigue intacto.

7. Existen países exitosos en el combate, por eso, en lugar de inventar una solución a la mexicana, copiemos lo que ha funcionado en otros países.

En efecto es una actitud sana la de diseñar instituciones con atención a las mejores prácticas internacionales, pero el fenómeno en cada país tiene distintas causas, contexto, circunstancias, formas y consecuencias. Por eso, se requiere de sistemas nacionales, creados a la luz de un entendimiento serio del fenómeno

8. Es imposible que los políticos (que son aquellos que más se benefician de la corrupción) quieran cambiar las reglas.

Esto es cierto hoy, en México. Sin embargo, en los países en los que la sociedad civil dice “Hasta Aquí”, y eleva el costo de la corrupción al nivel de terminar con carreras políticas, las respuestas de la clase política se hacen inevitables.

9. No somos Finlandia.

En efecto, somos México, y en ningún lado está escrito nuestro destino como nación plagada de corrupción, pobreza o injusticia. Finlandia, como otras democracias exitosas, lleva años construyendo instituciones, estructuras y leyes que sí aplica, que han puesto los incentivos en el lugar correcto. Los finlandeses tampoco son endémicamente éticos. Han convertido la ética privada y pública en una forma de vida, en todos los ámbitos.

10. Los políticos tienen que hacer algo para cambiar este país.

Falso, las soluciones reales siempre parten de una sociedad civil informada, que encuentra los canales de comunicación y presión con la clase política. En las democracias exitosas, la clase política es el intérprete de las demandas y necesidades sociales, que tiene la encomienda de convertir las soluciones en leyes y políticas públicas.

Cargando