¿Cómo ser freelance?

Conoce las claves para ser un freelance con éxito

Ser freelance significa ser un trabajador autónomo que trabaja para sí mismo y cuya actividad principal es prestar servicios a terceros a cambio de una compensación económica. En otras palabras, un freelance es alguien que “no tiene jefe”, es su propia empresa y ofrece servicios o productos a terceros. Mónica Flores, Directora General para ManpowerGroup, nos dará algunas claves para poer ser un freelance exitoso.

Mitos de ser freelance

1. "El trabajo freelance no es un trabajo de verdad”

Trabajar desde lugares alternativos a una oficina no es algo que desvalorice las tareas, sino que al contrario, es una tendencia que llegó para instalarse y crece a pasos agigantados día a día.

2. “Los freelancers son aquellos que no pueden encontrar un trabajo”

Si bien es cierto que muchos trabajadores “tradicionales” empezaron a trabajar como freelancers por obligación más que por elección, y más en países que han sufrido crisis económicas y de empleo, no quiere decir que los freelancers sean personas que estén excluidas del mercado laboral, o que todos o una mayoría de los freelancers sean independientes por obligación.

3. “Ser un freelancer te permite trabajar en pijama todo el día desde tu casa”

La mayoría de los trabajadores independientes si bien trabajan desde la casa, aun así tienen que salir a reunirse con clientes.

La opción “todo el día de pijamas” no solo no es común, sino que debería ser considerada como muy negativa por cualquier que pretenda utilizarla.

¿Cómo no perder la calma ante el desempleo?

4. “Los freelancers ganan (menos / más) que un trabajo tradicional”

Tanto en un empleo tradicional como uno freelance el nivel de ingresos va a estar dado por la dedicación, contracción al trabajo, la calidad del trabajo y toda otra serie de factores que van mucho más allá de si una persona está empleada o trabaja en forma independiente.

5. "Es un trabajo para personas más flojas"

La pereza es un enemigo para cualquier trabajo. Y en el caso de los freelance, esta puede arruinar su labor por completo, puesto que es un trabajo que requiere mucho compromiso y responsabilidad. Incluso muchos freelancers son personas que trabajan en proyectos de innovación y emprendimiento, que no gustan de los horarios fijos y las oficinas, pero que sí son bastante activas y comprometidas.

6. “No hay jefes, ni supervisión”

Es verdad que un redactor puede trabajar de donde "quiera". Sin embargo, lo anterior no significa que sea un trabajo exento de reglas en donde cada quien hace lo que quiere. La labor de un redactor freelance tiene plazos definidos y requisitos -que a veces son bastante exigente- que condicionan su trabajo. A pesar que algunos incluso sean "independientes", siempre necesitarán alguna opinión o mano ajena para mejorar su producto.

CLAVES PARA SER UN FREELANCE CON ÉXITO

1. Aléjate de los prejuicios y ponte firme.

Lamentablemente, en nuestro país la idea de ser profesional independiente aún se considera de forma bastante negativa. Aunque muchos reniegan de ello, lo relacionan como una forma de fracaso laboral, resistencia a adaptarse a las estructuras, etc. Sabiendo que todo esto es completamente falso, debes asegurarte de presentar una imagen firme a tus clientes y demostrar siempre que tu trabajo es serio y valorable.

2. Exige que te paguen como a cualquiera

Este es probablemente uno de los temas más escabrosos para el freelancer mexicano. Junto con la cultura de desestimar al emprendedor viene la cultura del “no pago”. Siendo tú un profesional independiente, el cliente no se sentirá tan exigido para pagarte o tratará de negociar precios más baratos constantemente.

Cómo obtener una promoción jerárquica

3. Guarda todos tus trabajos

Tu portafolio de trabajos será el equivalente a tu currículum. Es fundamental que mantengas registro de todos los trabajos que entregas, junto con evidencia de las competencias que estás ofreciendo. Piensa en cuáles son tus logros y la mejor forma de venderlos.

4. Ten reglas claras de trabajo

Tener un contrato escrito, un tarifario por paquetes de servicios y un valor por hora. Debes detallar muy bien los servicios que ofrezcas con mentalidad de empresario. Porque sin reglas claras, los clientes no saben reconocer los límites del trabajo; o bien “se confunden” y piensan que pueden pedirte lo que se les ocurra sin que les cobres lo que corresponde.

5. Desarrollar una marca personal memorable

Creando una marca personal podrás comunicar quién eres y lo que sabes hacer. Esto te ayudará a que las personas que te conozcan se acuerden cuando requieran tus servicios.

6. Enfocarte en lo que te guste

Elige un nicho de mercado que te agrade y enfócate en lograr clientes de ese rubro. Es mucho más fácil relacionarse con clientes que te caen bien porque compartes sus valores o modo de vivir la vida.

7. Establece un horario de trabajo:

Se deben elegir las mejores horas para trabajar y determinar cuáles son los momentos del día en que uno es más creativo o tranquilo para poner su cabeza de lleno en los proyectos.

8. Utiliza tus contactos y haz una intensa labor de marketing

¿Has pensado que quizá muchas personas con las que has trabajado pueden estar necesitando tus servicios, o bien, ¿te pueden recomendar con alguien?

9. Sácale jugo a las redes sociales

El trabajador freelance tiene que darse a conocer y para ello, las redes sociales son un aliado perfecto.

Cargando