¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Yo soy más que un cuerpo

11 herramientas para que empieces a tener paz con su físico

El 70% de las mujeres se sienten culpables después de ver modelos en revistas o Instagram, 9 de cada 10 mujeres no se sienten guapas, ¿y tú?¿cómo describirías tu cuerpo en una palabra? Tenemos como invitados a Armando Barriguete, doctor en psicoterapia psicoanalítica; Ana Orvañanos, maestra en trastornos alimentarios, y Ana Pérez Bustinzar, maestra en psicología clínica y psicoterapia, quienes nos presentarán la campaña ‘Yo soy más que un cuerpo’, y nos darán 11 herramientas para que empecemos a tener paz con nuestro físico.

De qué va la campaña “Yo soy más que un cuerpo”

- La Clínica Ángeles de Trastornos Alimentarios Puebla y Polanco, lanzaron la campaña “Yo soy más que un cuerpo” que busca que las mujeres vuelvan a valorar lo que en realidad importa: su esencia, mente y alma, y dejen de lado la presión que la sociedad ejerce sobre el "cuerpo ideal".

- A mediados de Julio se lanzó la pre-campaña, subiendo fotos con el hashtag e invitando a mujeres a unirse al movimiento.

- A mediados de Agosto empezaron la campaña en forma y lanzaron un video en el que invitaron a mujeres de distintas edades, complexiones y personalidades a expresar su insatisfacción personal

¿Cuál es el objetivo?

- La idea es causar un impacto y hacer conciencia de la importancia que como sociedad le damos al cuerpo y olvidamos lo importante del ser humano, su esencia, su mente y su alma.

- Cada vez más vemos al cuerpo como un objeto, y estamos transformándonos en una sociedad que sólo vemos a las personas por lo que aparentan, llenando de estereotipos, traumas, inseguridades y trastornos a la juventud.

- Con esta campaña además, se buscan fondos para becar a pacientes con bajos recursos a tratamiento para vencer sus trastornos de conducta alimentaria.

- Además, harán una jornada de pláticas en Puebla el 18 de Octubre en la Universidad Ibero y en la Ciudad de México a finales de Octubre en la Universidad Anáhuac.

¿Cómo podemos apoyar?

- Siguiendo la campaña en redes, compartiendo el video e invitando a más mujeres al movimiento.

- Asistiendo a la jornada de pláticas y compartir todo lo aprendido.

- También pueden apoyar siendo patrocinadores o donando para las becas para personas con trastornos alimentarios de bajos recursos.

11 acciones para olvidarnos del “cuerpo ideal”

1. Cuida como te expresas de tu cuerpo ante tus hijos

En los primeros años de vida de los hijos es fundamental el modelaje de los padres dado que tienden a “imitar” aquello que hacen o dicen , por lo que es importante CUIDAR cómo nos expresamos de nuestro cuerpo, el vocabulario que utilizamos al describirlo y el procurarlo por medio de hábitos saludables.

2. Reconoce a tus hijos por sus logros y no por su físico

Reconocer a tus hijos, sus éxitos y logros académicos, sociales, deportivos, etc, ayuda a que el niño se motive y se desarrolle con base a estos y no a la estética de su cuerpo.

3. Evita hablar del peso, comida o cuerpos (positiva y negativamente) en cualquier situación y frena a las personas de tu alrededor que lo estén haciendo.

Cuando admiras a un cuerpo con determinadas características (generalmente delgado) apoyas la idea de belleza "Delgado" igual a: Éxito. Lo mismo ocurre si críticas a personas por su físico o por estar "gordas", estás dando a entender que al estar así, sucede todo lo contrario.

4. Cuando veas a modelos, revistas o cualquier medio con imágenes de cuerpos irreales, haz un STOP

Piensa en cómo se modifican las imágenes con photoshop o incluso alguna aplicación que cualquier persona puede descargar.

Recuerda que la mayoría no se encuentra en un peso saludable y realizan dietas, ejercicio y conductas obsesivas que no son saludables pero además son muy dañinas para la mente y pensamientos.

5. Come equilibradamente, de todos los grupos alimentarios. EVITA etiquetar a los alimentos como buenos o malos o usarlos como premio o castigo.

NO HAGAS dietas restrictivas, las dietas son las conductas de riesgo a trastorno alimentario más frecuentes.

6. Deja de comer emocionalmente, cada vez que suceda o vaya a suceder, pregúntate si tienes hambre o no, si no tienes y quieres seguir comiéndolo pregúntate ¿Cómo me siento? Identifica, exprésalo y resuelve. La comida no va a resolver la situación emocional por la que estés pasando.

7. Identifica, expresa y maneja adecuadamente tus emociones

Hacer eso en cualquier situación de la vida, nos ayuda a estar bien con nosotros mismos y esto influye en nuestro estado anímico día a día. Recordemos que como nos sentimos, nos vemos.

8. Deja de pensar que al bajar de peso serás feliz

La realidad es que si no te enfocas en ti en quererte, aceptarte, respetarte, hacer cosas que te gusten, sentirte orgullosa de ti misma (Elevar tu autoestima)... bajes los kilos que bajes nunca te vas a sentir satisfecha o feliz!

9. Cuidado con el ejercicio y los trastornos alimentarios

Hacer ejercicio con pensamientos de bajar de peso, tonificarte, compensar lo que acabas de comer son conductas de riesgo a Trastorno alimentario. El ejercicio debe de hacerse por salud y bienestar físico y emocional (endorfinas).

10. Plática contigo

Usa una frase que sea relevante para ti y que puedas decirte en voz alta o en tu mente. Ejemplo: "Este cuerpo es el único que tengo así que mejor aprendo a vivir en él". Escribir mensajes de este tipo en tu espejo pueden ayudarte en tu vida diaria.

11. Desafía errores de pensamiento

Cuestiónate y debate tu estilo de pensamiento que no te promueve formas sanas de responder a situaciones. Ejemplo: "Nadie me encontrará nunca atractiva" , "Estoy destinada a estar sola y sentirme miserable para siempre por culpa de mi peso" Contrasta esas afirmaciones por otras más efectivas como: ¡¡¡Yo soy más que mi cuerpo!!!

Es importante que salgas y busques amistades que no estén obsesionadas con el peso y cuerpo.

Cargando