¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#AsíSopitas: El trasfondo del fichaje más caro de la historia del futbol

El equipo francés no solo contrató a Neymar por sus habilidades deportivas, sino por cuestiones de inversión para el Mundial de 2022

El club Paris Saint Germain está por pagar 222 millones de euros para hacerse de los servicios de Neymar, quien abandonó al FC Barcelona el pasado miércoles dos de agosto.

"Así despidió Messi a Neymar tras dejar al Barça"

Y es que estamos hablando de cuatro mil ochocientos ochenta y cuatro millones de pesos, casi nada para Javier Duarte, pero una fortuna para cualquier mortal. Tal cantidad podría alcanzar para comprar a toda clase de jugadores, equipos y estadios.

En caso de que el futbolista brasileño diga que sí a la propuesta del club francés, estaríamos hablando del fichaje más caro de la historia, pero también uno de los de mayor trasfondo político.

Y es que el PSG es propiedad del Qatar Sports Investments, un fondo de inversión creado en el 2005 con el fin de pavimentar el camino para que Qatar pudiera convertirse primero en candidato y después en sede del Mundial del 2022.

En los últimos 15 años, inversores Qataris han gastado muchísimos dólares por doquier; que si en la playera del Barcelona, que si comprando el Manchester City o en su defecto el PSG.

La viabilidad del Mundial de Qatar se ha cuestionado desde el inicio, pero en las últimas semanas se ha cuestionado aún más, después de que Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahrein rompieran relaciones diplomáticas con Qatar.

Si bien la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) dijo que no se pronunciará al respecto, el comité organizador busca anclar el proyecto mundialista, y una de sus claves es acercarse a grandes iconos del futbol para que puedan fungir como embajadores de dicha sede.

Por lo visto, la principal figura es Neymar, que a diferencia de Messi o Cristiano Ronaldo, estaría llegando al Mundial de Qatar a los 30 años de edad, y probablemente como la máxima estrella del futbol mundial.

De ahí, se explicaría el contrato por cinco años (es decir, hasta el 2022, cuando se juegue el mundial) que el PSG pondrá en la mesa del brasileño, pero al mismo tiempo, este puede ser el truco que utilice el club francés para no romper el Fair Play Financiero de la UEFA. Y es que los 222 millones de euros no los tiene que pagar forzosamente el Paris Saint Germain, sino que pudieran ser depositados a Neymar como parte de un contrato de imagen con el Fondo de Qatar, y a su vez, el brasileño podría depositarlos en el Barça para obtener su libertad y fichar con el PSG.

¿Una exageración? Tal vez, pero ¿a poco creían que iban a pagar esa jugosa cantidad solamente por jugar al futbol?

Cargando