Escucha ahora

Martha Debayle en W


Martha Debayle en W

Martha Debayle

Lunes a Viernes 10:00 a.m. - 13:00 p.m.

¿Sufres pie plano?

La vida sedentaria y el sobrepeso en los niños mexicanos puede provocar que 3 de cada 10 desarrollen pie plano

El pie plano es una afección que se caracteriza por una falta de arco longitudinal

La huella que deja un pie plano es fácil de reconocer porque carece de la curva característica del pie o es menos pronunciada.

Si el pie plano no presenta ningún síntoma de dolor o limita el movimiento no es necesario tratarlo

El pie plano en niños se le denomina pie plano pediátrico y es muy importante detectarlo de manera preventiva.

En diversas investigaciones se ha observado que el pie plano pediátrico es un precursor de un problema doloroso con el pie plano adulto.

Causas

Los pies planos ocurren cuando los tejidos que sostienen las articulaciones en el pie se debilitan.

Cuando los niños crecen los tejidos se tensan y forman el arco plantar.

El envejecimiento, el sobreuso, las lesiones.

La mayoría de las personas tiene arcos normales cuando son adultas. Sin embargo, es posible que en ocasiones este arco nunca llegue a formarse.

Síntomas

La mayoría de los pies planos no causa dolor ni otros problemas.

Los síntomas en los adultos pueden abarcar pies arqueados o cansados después de períodos prolongados estando de pie o practicando deportes.

Los síntomas más comunes en niños: son dolor en pies, tobillos, rodillas y limitación durante la actividad cotidiana o deportiva, sin embargo es común que el pie plano pediátrico también sea asintomático.

¿Cómo se identifica?

Normalmente por medio de la observación se puede detectar si un paciente parado en bipedestación muestra un pie plano.

Es común que el antepié se extienda hacia afuera y si se observa el pie directamente por detrás se alcancen a ver los dedos.

Para una mejor valoración se recomienda hacer un análisis baropodométrico que permita identificar la funcionalidad del pie en estático y dinámico.

Tratamiento

Normalmente por medio de la observación se puede detectar si un paciente parado en bipedestación muestra un pie plano.

Es común que el antepié se extienda hacia afuera y si se observa el pie directamente por detrás se alcancen a ver los dedos.

Para una mejor valoración se recomienda hacer un análisis baropodométrico que permita identificar la funcionalidad del pie en estático y dinámico.

Mitos y realidades del pie plano

1. Es una discapacidad

Falso. No se clasifica como tal, ya que tu hijo puede correr, saltar o realizar cualquier otra acción sin complicaciones

 2. El pie plano impide realizar actividades físicas o deportivas

Falso: La mayoría de los niños con pies planos, son niños normales, que pueden caminar, correr y desarrollar actividades físicas y deportivas sin dolor o limitación funcional alguna.

3. Los niños no deben de caminar descalzos

Falso: En realidad se sabe que la función del pie es mejor al estar descalzo.

El caminar descalzo estimula y fortalece la función de los músculos del pie.

4. Las plantillas y modelos ortopédicos siempre son necesarios

Falso. En el caso del flexible, estas alternativas no aceleran la configuración de la curvatura, sólo brindan un mejor soporte pero quizá resulten incómodas.

5. Son “malos” los zapatos tipo flats, balerinas

Cierto: Investigadores de la Universidad de Auburn, en Estados Unidos, descubrieron que el uso permanente de las balerinas no solo provoca dolor de pies, tobillos y piernas, también puede alterar la forma en que una persona camina debido a que no ofrecen el soporte adecuado al arco del pie.

6. ¿Si en mi familia hay antecedentes de pie plano, puede mi hijo tenerlo?

Falso: Aunque sí que se ha observado cierta tendencia familiar, no se ha identificado ningún gen ni factor asociado que esté implicado en el pie plano valgo.