Escucha ahora

Noche W


W Radio

Martha Debayle en W

Martha Debayle

Lunes a Viernes 10:00 a.m. - 13:00 p.m.

De qué temas hablar antes de decir: ¡Acepto!

Mario Guerra, tanatólogo y psicoterapeuta, afirma que entrar en una relación con un compromiso en mente abre una puerta hacia un futuro compartido

1. Dinero

El dinero es un símbolo que va más allá de lo que con él se puede comprar. Representa para muchos seguridad, para otros poder y para unos más una forma de complementar la felicidad.

¿Qué es para ti el dinero? ¿Para qué piensas que es?

¿Cuánto se gana, cómo se gasta, quién y con qué contribuye cada uno?.

¿Qué piensas del ahorro?

¿Qué hacer con los excedentes; qué si hay escasez o disminución de ingresos?

¿Cómo, para qué y dónde se invierte?.

¿Qué piensas de tener cuentas juntas o separadas?

¿Qué piensas de gastar en una cena con vino de vez en cuando o ir al teatro?

2. Sexo.

Uno de los factores que hacen más felices o infelices a las parejas es el tema del sexo. Generalmente no porque sobre, sino porque falta o no es lo que se quisiera.

¿Es importante para ti el sexo y por qué?

¿En tu casa se hablaba de sexo abiertamente o se avergonzaban de hacerlo?

¿Qué tan frecuentemente te gusta tener relaciones sexuales?

¿Se sienten cómodos hablando de posiciones sexuales, zonas erógenas o lo que los prende o apaga? ¿O les da penita y para Ustedes el sexo nomás en la cama y con la luz apagada?

3. Labores domésticas.

Este es de los factores menos considerados pero más relevantes para la felicidad de una relación de pareja de cohabitación. Si no pueden costear alguien que les ayude con las tareas domésticas, más vale que se pongan a conversar ya de este tema.

¿Qué tan importante te es el orden y limpieza de la casa?

¿Qué es lo que menos te gusta hacer? ¿Por qué?

¿De qué no te afecta tanto hacerte cargo?

Te voy a decir las tres cosas que menos me gusta hacer a mi de labores domésticas. ¿Cómo crees que podemos resolver eso?

¿Qué es para ti una división equitativa de las tareas?

¿Qué piensas acerca de pagar para que alguien ayude?

Considerar habilidades y preferencias aunque sin estereotipar roles.

4. Hijos.

Este tema es de los más importantes a conversar; es uno donde es muy complicado negociar o conciliar diferencias.

¿Quieres tener hijos? Si sí; cuándo y cuántos.

Si en esto hay diferencia no tienen nada que hacer juntos.

¿Cuál es nuestra visión del mundo que vamos a compartirles?

Amor por qué, cuidarse de qué, ayudar a quién, ser leales a qué.

¿Cómo te educaron en tu casa es como piensas que hay que educarlos? ¿Cómo fue en tu caso?

¿Cómo te imaginas a nuestra familia juntos?

¿Cómo vamos a manejar los conflictos con los hijos?

¿Qué hay de la escuela? ¿Qué tienes en mente?

¿Qué es más importante para ti; ser padre/madre o ser pareja? Ya se qué es distinto, pero cómo piensas que puedes acomodar o manejar ambas prioridades.

5. Familia extendida.

Se dice que uno no se casa con la familia política, pero definitivamente son un factor de influencia en una relación, para bien o para mal.

¿Qué tan importante es para ti la familia?

¿Cómo te llevas con la tuya? ¿Qué tanto te gusta frecuentarlos?

¿Hay alguien de tu familia que no toleres? ¿Por qué?

¿Cuáles son las celebraciones más importantes en tu familia? ¿Qué hacen?

¿Son platicadores y sociables? ¿Qué tanto?

¿Qué haces el día de las madres, navidad y año nuevo?

¿Quién es la persona más importante para ti y por qué?

¿Cómo se lleva tu familia con otras familias? (Especialmente si hay hermanos ya casados).

6. Expectativas de cambio.

Muchas veces nos enamoramos de un cierto rasgo de la pareja y no de la persona en su conjunto con virtudes y defectos. En otras ocasiones hay cosas que no nos gustan, pero que dejamos pasar porque pensamos que van a cambiar por arte de magia. Generalmente esto no es así.

¿Qué es lo que menos te gusta de mi? ¿Qué crees que va a pasar con eso a través del tiempo?

¿Qué es lo que más te gusta de mi? ¿Qué harías si eso cambiara?

¿Qué harías si mañana decido volverme vegano, hacer meditación y salir a correr por las mañanas?

7. Balance trabajo - vida personal.

Muchas personas viven vidas dispares en cuanto a la relación trabajo/familia. Las parejas son más felices cuando sienten que el trabajo no interfiere con la calidad de la relación.

¿Qué tan importante es el trabajo para ti? ¿Dentro de tus 5 prioridades en la vida, en qué lugar lo pones? (y de pasada de una vez que te diga cuáles son sus 5 y en qué orden van).

¿Alguien te ha dicho alguna vez que eras adicto al trabajo? ¿Quién? (aguas si fue una pareja previa).

¿Qué piensas acerca de mi trabajo o lo que hago?

¿Qué tan importantes son tus amigos del trabajo para ti?

¿Qué tan difícil crees que es combinar el trabajo con la vida de pareja?

¿Estás de acuerdo en que los dos trabajemos?

¿Qué sentirías si un día yo tengo un mejor puesto que tú?

8. Estilo de comunicación.

Hablar con una pared o estar con quien te corrige todo el tiempo no resulta placentero. Conocer el estilo de comunicación de tu pareja en distintas circunstancias es clave para saber si das el paso o mejor aquí la dejas.

¿Qué haces cuando te enojas? ¿Lo hablas o te quedas callado?

¿Qué harías o sentirías si en un conflicto te demuestro que tengo la razón? ¿Qué si tú la tienes?

¿Si un día te noto rara y te pregunto qué tienes me responderías el típico “nada” cuando sabes que sí tienes algo?

¿Si quedamos en un acuerdo y no lo cumples, te molestaría que te lo recuerde?

Otros temas a observar

Hay cosas que quizá sólo hablarlas no basta, sino que hay que observar en el otro durante la fase del noviazgo o relación previa al compromiso.

Recordemos que el Dr. John Gottman, Prof. emérito de la U. de Washington afirma que el 69% de los problemas de pareja nunca se resuelven y que hay que aprender a vivir con esas diferencias, especialmente en temas de personalidad y valores.

Estilo de vida.

¿Le gusta la fiesta, pero es tacaño?, ¿Bebe de mas o nunca bebe?

¿Derrocha y se endeuda o no da ni para la propina?

¿Hace mucho ejercicio y tú no (o viceversa)?

¿Qué le gusta hacer en el tiempo libre?

¿Cuánto tiempo se pasa al celular, viendo TV o en las redes sociales?

Valores.

¿Le importa lo que para ti es importante?.

Cómo trata o se refiere a: Familia, hijos, animales, medio ambiente, activismo civil, ser vegano, etc.

¿Respeta lo que tu respetas?

Religión, familia, padres...

¿Qué tanto miente en cosas simples?

¿Cómo es en lo que para ti no es negociable?

Honestidad, respeto, fidelidad...

¿Y por qué es importante hablar de todo esto?

Una cosa es que alguien te guste (que al final es como empieza una relación) y otra el que sean compatibles en temas fundamentales que suelen dar problemas cuando no se manejan bien.

La idea es encontrar una persona que sea lo más compatible contigo en tu manera de ver el mundo.

Aún así, es importante recordar que en algunos de estos temas se puede ir cambiando de opinión conforme a la etapa del ciclo vital en que cada uno (o la pareja misma) se encuentre.

¿Y si ya estamos en una relación y nunca hablamos antes de esto?

Siempre es buena idea poner las cartas sobre la mesa. Nunca es tarde para empezar a tener una mejor relación.