Escucha ahora

Martha Debayle en W


Martha Debayle

Martha Debayle en W

Martha Debayle

Lunes a Viernes 10:00 a.m. - 13:00 p.m.
SOCIEDAD

Mesa con especialistas: ¡Fin de año!

Cada especialista da su reflexión y 10 tips para ser mejores personas en el 2017

FOTO: Internet

A continuación te presentamos una lista de las cosas que debes mejorar para el 2017:

Eduardo Calixto, médico cirujano con Maestría y Doctorado por la UNAM:

1. La corteza prefrontal entiende, el cíngulo acepta, el hipocampo recuerda para que la amígdala ejecute la emoción de que:
Un cerebro inteligente NO pierde el tiempo quejándose.

2. El 75 % de las cosas que suceden todos los días son interpretación: dependen del estado neuroquímico del cerebro: 90% se auto justifica. Entre más creemos que somos lógicos y racionales, NO LO SOMOS: la emoción nulifica la objetividad. No hay discusiones inteligentes.
Ante un problema que no vale la pena: no te enganches y no te claves.

3. ¿En qué parte del cerebro dice que tu pareja DEBERIA ser diferente?
Todos tenemos fallas: no hay nadie perfecto, menos para ser feliz.

4. Tan importante el trabajo como el descanso.
Programa, relájate y divaga de ves en cuando.

5. Comunicarnos mejor: el cerebro interrumpe (habla 15000 palabras/día) la mujer repite (habla 32000/día). El varón se cansa más. Entender esto puede hacernos comunicar mejor.

6. Para bajar de peso, si se puede: durmiendo bien, comiendo proteínas y disminuyendo los 3 alimentos más adictivos: helado, chocolate y papas fritas.

7. Otórgale vida a tu cerebro
¿Qué nos quita años a la vida?
• La dieta inadecuada
• El estrés sostenido
• Tabaquismo y alcoholismo
• Sedentarismo
• La soledad

8. Disfruta trabajar por tú dinero. No por lo efímero del dinero.
Mitos de la Felicidad: Ganar mucho dinero garantiza la felicidad en la vida. El dinero rápido no se valora.

9. Mejorar la memoria:

• Tener actividad física constante.
• Fortalecer vínculos sociales
• Salir continuamente de casa
• Evitar personas negativas
• Tener al menos una responsabilidad
• Buscar el sentido y objetivo de las cosas.
• Comer frutas, pescado y verduras

10. Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites.
Reír la emoción que más se contagia. Llorar nos hace humanos y nos incrementa el metabolismo cerebral. Rie mucho en este 2017 y llora si tu cerebro lo cree necesario.

Gaby Pérez Islas, tanatóloga:

1. En tus 12 uvas de este fin de año en lugar de pedir o hacer propósitos agradece. Cada uva por
algo que pasó, que te enseñó y que viviste. El agradecimiento tiene una frecuencia vibratoria muyalta. Entre más agradeces más de eso llega a tu vida.

2. Equilibra tu vida. Siempre quieres hacer más de lo que haces bien como trabajar en lugar de
practicar lo que necesitas perfeccionar como las relaciones humanas.

3. Pruébate que puedes lograr algo que has venido boicoteándote y nunca pareces concretar. Haz ejercicio, baja de peso, viaja solo. Lógralo de manera definitiva. Esto reforzará tu autoestima.

4. Año nuevo debe de ser nuevo de verdad. Deja de pensar en el 2016 lo que pasó ya pasó.

5. Viaja, amplía tus horizontes. Deja de gastar tanto dinero en cosas y compra experiencias.
Sustituye el deseo de tener por las ganas de dar.

6. Entiende que ser feliz es un buen negocio. La tristeza y el enojo prolongado te anclan a otros, la alegría te libera. Sonríe más.

7. Haz una lista de tus duelos no cerrados hasta ahora. Ubica en qué etapa estás y comienza a
cerrar cajoncitos. Si no lo haces acabará ganándote el peso y cual ropero, te irás de boca.

8. Ten un perro, un gato, un pez o un hurón. Tener una mascota te enseña a ser una mejor
persona. Cuidar de alguien y permitirte ser tierno te vincula con la vida.

9. Deja un poco tu celular. De verdad ya nos pasamos en estar conectados a esos aparatitos y
desconectados de las personas y otras actividades que sí te hacen crecer. Lean más, hay libros que no se pueden perder y no hay más tiempo que vida.

10. La iglesia pidió dejar las cenizas de nuestros difuntos en los nichos de las iglesias. Yo les pido
dejar el sufrimiento ahí también. Pónganle fecha de caducidad a sus tristezas. Su familia y su país los necesitan participativos y felices.

Libros que te ayudan a lograr esto: Cómo curar un corazón roto, Elige no tener miedo y Viajar por la vida Ed. Diana

Aura Medina De Wit, psicoterapeura:

1. Reconoce que la necesidad más grande en tu vida es saber qué es lo que necesitas tú en cada situación de tu vida. Reconoce cuáles son tus necesidades esenciales (bienestar físico, desarrollo profesional, salud emocional, aspecto espiritual, actividades placenteras, relaciones de interdependencia, sentido de vida) y hazte cargo de ellas.

2. Aprende a cuidarte. Aún bajo el mayor del estrés, si estás lleno/a de trabajo, de obligaciones, mantén tu compromiso hacia tu propio bienestar y lleva a cabo acciones que nutran tu vida. No pongas nada por encima de tu propio bienestar.

3. Aprende a expresar tus sentimientos, en el momento correcto, con la persona correcta y en la proporción adecuada. No los reprimas ni permitas que te rebasen.

4. Evita compararte con los demás. Como dice aquella vieja canción Desiderata: “Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado”. Aprende a apreciar y aceptar lo que tú eres y trabajar con las limitaciones.

5. Asegúrate de darte el tiempo para disfrutar. El gozar a tus amigos, el disfrutar los hobbies, las actividades que te traen bienestar, es una necesidad esencial, es parte de lo que necesitamos para relajarnos y poder enfrentar la parte difícil que también hay que hacer.

6. Sé generoso/a. Contigo y con los demás, siempre tomando en cuenta tus fuerzas, tus recursos. SI es necesario busca apoyo para transformar los pensamientos de escasez y abrazar las oportunidades de darte y dar.

7. Aprende a decir “no”. Di “no” a expectativas, peticiones o demandas irrazonables. Tuyas y de los demás.

8. Aprende a hacerte responsable de tu vida. Aun cuando te encuentres abrumado/a por obstáculos, emociones difíciles, dudas, toma plena responsabilidad por tus sentimientos, tus acciones y tu vida. No entregues tu poder a otras personas, a fuerzas superiores o justificaciones mentales, por ejemplo, al pasado o a etiquetas. Encuentra la fuerza para hacer tus propias elecciones y vivir como quieres, aprendiendo a darte y a pedir cuando se requiera, lo que necesitas.

9. Presta atención a tu vida espiritual. Baja la velocidad. Siéntate en silencio. Escucha tu voz interior. Dedica tiempo a pensar en las cosas que te proporcionan paz, belleza y serenidad en la vida. Encuentra el valor de seguir tu propio camino espiritual si ninguna religión te llena.

10. Celebra la vida. Aun cuando enfrentes dificultades personales o veas un mundo que no te gusta, mantén una actitud de aprecio y gratitud por lo que la vida te da. Conéctate con la belleza y la maravilla que existe en la vida, aún en las circunstancias más extremas. “La vida es maravillosa y terrible a la vez”. V Frankl.

Mario Guerra, el "rockstar" del amor:

1. Reconoce tus defectos.
• No para que te atormenten, sino para que empieces a poner remedio a unos y a acotar a otros.

2. Sé más curioso.
• Házte más preguntas, duda de tus certezas.

3. Sigue deseando lo que aún tienes.
• Lo que tienes no lo extrañas hasta que se va de tu vida.

4. Interrumpe menos, escucha más y no te defiendas tanto.
• Uno no aprende cosas nuevas de escucharse a sí mismo o de repetir las mismas historias una y otra vez.
• Aprovecha los silencios para la escucha y acepta tus errores.

5. Pide más consejos.
• Ya sabemos que tú lo sabes todo, pero imagina que no y de pronto les preguntas a algunas personas que harían en tu lugar ante un problema, cuál es el platillo que pedirán en el restaurante y por qué o qué color creen que combina mejor con el que es tu favorito.
• No se trata de que cambies nada de ti o te dejes llevar por lo que los demás dicen, sino que te abras a nuevas posibilidades, conozcas otras perspectivas y tengas nuevas ideas.

6. Habla con más personas.
• No sólo saluda, ten conversaciones cortas, con propósito. Pregunta, comenta, y sonríe.

7. Busca a alguien perdido y pierde a quien no te busca.
• Busca a alguien que dejaste de frecuentar en tu vida por tus actividades y que te gustaría saludar.
• Pierde a alguien a quien tú buscas, pero ese alguien no te busca a ti.

8. Camina más y sube más escaleras.
• Una mejor condición física cotidiana (no tienes que ser un atleta) es una estupenda estrategia para mejorar el estado de ánimo en general.
• Pasa menos tiempo sentado esperando algo, camina por el aeropuerto en lo que sale tu avión en vez de sentarte a mirar el tablero, usa menos el elevador cuando subas tres pisos o menos.
9. Sé más compasivo
• Contigo, con los demás.
• Paciente, tolerante, menos impulsivo.
• Un buen corazón es bueno para tu corazón.

10. Aduéñate de tus juicios
• Date cuenta que opinar no es igual que saber.
• Tienes derecho a pensar como quieras, pero de ahí a ser proselitista de tus críticas o evangelizador de la humanidad, hay una gran distancia.