Perfil: Arturo Beltrán Leyva

La PGR ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos a quien proporcionara información que sirviera para su captura

Por Daniela DíazMéxico.- Marcos Arturo Beltrán Leyva (a) ‘El barbas’, quien nació el 21 de septiembre de 1961, era considerado por la PGR y la Secretaría de la Defensa Nacional como el jefe máximo de la organización criminal que conformó con sus hermanos Héctor y Alfredo, este último, el único del clan detenido hasta hoy

La dependencia ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos a quien proporcionara información que sirviera para su captura pues es considerado uno de los tres narcotraficantes más poderosos de México

Su "carrera" criminal la inició en Badiraguato, Sinaloa, donde tejió alianzas con otros narcotraficantes como Joaquín "El Chapo" Guzmán, Ignacio "Nacho" Coronel e Ismael "El Mayo" Zambada, quienes terminaron siendo sus enemigos

De acuerdo con reportes de la PGR, la ruptura se produjo en febrero de 2008 debido a que la gente al servicio de "Nacho" Coronel dejó fuera de un negocio de drogas a Arturo Beltrán Leyva, lo que fue visto por este capo sinaloense como traición

Entonces los hermanos Beltrán Leyva orjaron una alianza con el cártel del Golfo, liderado por Osiel Cárdenas Guillén y cuyo brazo armado son “Los Zetas”, para crear una nueva organización criminal que se repartiera el territorio mexicano

A diferencia de su hermano Héctor, Arturo aparecía en diversos expedientes de la PGR que lo refieren desde 1997 a la fecha. De hecho, tiene una orden de aprehensión por narcotráfico en el Juzgado Cuarto de distrito del Distrito Federal

En septiembre de 2001 Javier Burgueño Urías, un empresario de Culiacán, Sinaloa, quien se convirtió en el testigo protegido césar, declaró ante la PGR que Arturo Beltrán se encargaba de suministrar dinero al chapo, mientras estuvo preso de 1993 a 2001

En mayo de 2008, el Barbas logró escapar tras una violenta persecución en la carretera de Cuernavaca a Acapulco, donde su escudo de seguridad, dirigido por al menos cuatro ex militares, utilizó 11 fusiles de asalto, un lanzagranadas y miles de cartuchos para dejar una estela de vehículos destrozados y dos agentes federales muertos

La misión estuvo dirigida por el coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal, Édgar Eusebio Millán, desde el Centro de Operaciones de la Ciudad de México

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir