Centros de Justicia para Mujeres piden más presupuesto

Buscan más recursos para atender a víctimas de violencia de género.

Directoras de Centros de Justicia para Mujeres de todo el país, demandaron que estas instituciones se incorporen a la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia y que se les otorguen presupuestos propios, suficientes y oportunos para atender la creciente demanda de atención a mujeres, niñas y adolescentes violentadas.

Durante un Parlamento Abierto virtual organizado por la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, dichas funcionarias lamentaron que su intenso y permanente labor no sea reconocida con un rango adecuado ni presupuesto.

La propia titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), Candelaria Ochoa, admitió que los centros de justicia para mujeres son vistos como el “patito feo” de las fiscalías estatales.

“Muchas ocasiones, eso lo vemos todos los días también, los Centros de Justicia en las entidades son a veces como el patito feo de las fiscalías o como la instancia a la que responsabilizan de todas las denuncias contra mujeres y la Fiscalía no se hace cargo ya de esos temas. Y nos parece que deben adquirir un estatuto jurídico, que deben estar en la ley, con recursos propios”.

La directora del Centro de Justicia de Hidalgo, Margarita Cabrera, consideró que ahora más que nunca estos centros deben contar con un sustento legal, porque muchos de ellos fueron creados por decreto.

Mientras que la titular del Centro de Justicia de Oaxaca, Jhazibe Valencia, puso el énfasis en el presupuesto, aseguró que para brindar atención integral a mujeres violentadas y sus familias cuesta mucho dinero.

“Porque si somos unos tigres sin garras, por nuestra falta de capacidad de respuesta, difícilmente vamos a poder apoyarlas. Hacemos mucho pero harìamos más si tuviéramos los recursos etiquetados y es que dependemos directamente del presupuesto de la Fiscalía. No hay nada más caro que atender todas las necesidades de las víctimas por razón de género”.

Dijo que a pesar que cada vez son más las mujeres que acuden a los refugios, se estima que son solo el 10 por ciento las que piden ayuda a estas casas de protección.

Pero quien se pronunció porque sea el agresor el que salga de casa y no las mujeres las que busquen un albergue, fue la directora del Centro de Justicia de Jalisco, Maribel Jorge Martínez,

“En vez de que saquemos a las víctimas de sus casas para buscarle un refugio, sean los agresores los que tengan que salir. Considero importante también que se haga una reforma al Código Penal para que los MPs y juzgados para que de inmediato puedan ordenar las medidas cautelares y que el agresor sea el que tenga que salir”.

Finalmente, la directora del Centro de Justicia de Quintana Roo, Concepción Requena, dijo que en dicha entidad no se incrementó de manera notoria el número de denuncias por violencia contra las mujeres, pero sí el tipo de violencia que ahora es más sádica.

“No tuvimos un incrementado estadístico durante esta contingencia pero lo que si vimos fue que cambió el tipo de violencia, hemos visto una violencia más sádica, que nunca se había visto antes, y eso es muy alarmante. Llevamos 7 mil carpetas de investigación y estamos muy preocupados porque no sabemos que ha pasado con estas personas que se atrevieron a venir al Centro a denunciar”.

Cargando