En México sin detectarse presencia de avispón asiático gigante

Senasica instruye incluir búsqueda de esta especie.

Por parte del Sistema de información sobre Especies Invasoras, se indicó que en México no se ha detectado la presencia del avispón asiático gigante (Vespa mandarina), así lo dio a conocer la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

La dependencia explicó que como su nombre lo indica, esta especie es originaria del este y sureste de Asia y a pesar que el año pasado se detectaron dos casos en la provincia de Columbia Británica en Canadá y este año, cuatro casos más en Washington, Estados Unidos, en nuestro país no se ha presentado caso alguno.

Sin embargo ante la alerta emitida por Estados Unidos en referencia a la detección del avispón gigante asiático, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) instruyó que en sus programas de vigilancia epidemiológica se incluya la búsqueda de esta especie invasora.

A través de un comunicado, el órgano desconcentrado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural puntualizó que el propósito es proteger a cerca de 43 mil 500 productores apícolas que cuentan con un inventario de más de dos millones 172 mil colmenas, destinadas a la producción de mie.

El Senasica considera que aun cuando esta plaga se encuentra en la frontera norte de Estados Unidos, a más de dos mil 500 kilómetros del territorio nacional, es importante comenzar su búsqueda para que en caso de que se registrara su entrada a México estar en la posibilidad de reaccionar oportunamente.

Solicitó al personal técnico que colabora con la Secretaría de Agricultura, a través de los comités estatales de Sanidad Vegetal y de los de Fomento y Protección Pecuaria, que informen cualquier avistamiento de la especie invasora en el territorio nacional por teléfono celular a través de la aplicación AVISE, al correo de alerta: alerta.fitosanitaria@senasica.gob.mx o al servicio telefónico 800 7512100.

Asimismo, instruyó a los técnicos que operan los programas de vigilancia epidemiológica de las direcciones generales de Sanidad Vegetal y Salud Animal a que durante sus actividades en campo informen a los productores que existe el riesgo de picaduras a personas y animales, que su veneno es más tóxico que el de cualquier especie residente en el continente americano y que, debido a su tamaño, la ropa de protección común es insuficiente para evitar picaduras de la Vespa mandarinia.

Cargando