¡Ni una asesinada más!, gritan senadoras

"Las mujeres están hasta la madre, aseguran en sesión solemne.

Vestidas de morado y condenado la violencia a las mujeres, senadoras de todos los partidos se sumaron al grito de ni una más, ni una asesinada más.

En la sesión solemne para celebrar el Día Internacional de la Mujer, las legisladoras y legisladores coincidieron en reforzar las políticas públicas para proteger a las mujeres mexicanas.

Desde el Salón de Plenos del Senado se reconoció que las mujeres están "¡hasta la madre!" de ser culpadas de la violencia que sufren.

La exigencia, fue una: "Ni una más ni una menos".

En tribuna se exigió justicia para Ingrid, Fátima y Abril y para las 10 mujeres que cada 24 horas son asesinadas en México por el solo hecho de ser mujeres.

Con un quórum de 80 de 128 senadores, se lanzó un ¡Ya basta! al silencio cómplice, al acoso sexual, a la violencia y a los estereotipos que "normalizan" las agresiones contra las mujeres.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, llamó al Presidente Andrés Manuel López Obrador a ponerse de lado de las mujeres.

"Señor presidente lo invito a que se ponga del lado de las mujeres, que se sume a millones y millones de nosotras, para que juntas demostremos que ya no vamos a permitir más violencia Ni una más", dijo.

Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del PRI, afirmó que "las mujeres están hasta la madre" de ser culpadas de la violencia que sufren.

"Con toda razón las mujeres están hasta la madre de ser culpadas por la violencia que viven, que si salieron ‪de noche‬, que si tomaron alcohol, que si traían minifalda, que si hicieron enojar al novio, que si el honor de la familia, que si se lo merecen. Las mexicanas están indignadas de que en los casos de violencia de género haya un 97 por ciento de impunidad", señaló.

Emilio Álvarez Icaza, senador sin partido, defendió al feminismo.

"Se ha tachado de violento a este movimiento, Nada más tengamos en claro una cosa, el feminismo no ha matado a nadie, el feminismo no lleva una sola vida, al contrario, a las mujeres se les mata por el sólo hecho de ser mujer".

La coordinadora del Partido del Trabajo, Geovanna Bañuelos, advirtió que las mujeres no callarán más.

"Las mujeres ya no seremos de nueva cuenta silenciadas. La estructura patriarcal que nos mata en las calles, escuelas, e incluso, en nuestro propio hogar, a plena luz del día y con cualquier tipo de vestimenta, debe caer".

Las y los legisladores reconocieron el enojo justificado de cientos de mujeres que el domingo 8 de marzo marcharon por calles de la Ciudad de México y que un día después pararon sus actividades en demanda de justicia y más seguridad.

 

Cargando