Rechaza SNTE cualquier intento de injerencia en su democracia

Su secretario general Alfonso Cepeda Salas aseguró que nunca más habrá un cacicazgo en ese sindicato y menos bajo el gobierno del presidente AMLO.

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, expresó categóricamente que sólo corresponde a los agremiados organizar los procesos de elección de sus dirigentes.

Durante la inauguración del XII Pleno Seccional Extraordinario de la Sección 4, de Campeche y ante más de 2 mil agremiados el líder del magisterio dijo que el Sindicato es respetuoso de las instituciones y de los poderes federales y locales; sin embargo, no aceptará intromisión alguna en la vida interna de la organización, como intentan tres legisladores, al promover en la Cámara de Diputados un punto de acuerdo sobre temas que sólo competen al SNTE.

"No podemos compartir su intención de intervenir en la vida de nuestra organización sindical, al pretender imponer condiciones que sólo corresponden a esta organización, en el marco de su autonomía. No vamos a permitir que ningún órgano externo al Sindicato pretenda organizar nuestras elecciones, porque somos capaces -así lo hemos demostrado- de hacer nuestros relevos, nuestros cambios de dirigentes, con transparencia, con respeto a la democracia, con respeto a la voluntad de los trabajadores".

Cepeda Salas Recordó que el Reglamento, mediante el cual se regirá la elección de directivas seccionales, fue analizado, discutido y aprobado en dos sesiones de Consejo Nacional del SNTE, con facultades estatutarias para ello. Es un instrumento, abundó, que fortalecerá la vida interna del Sindicato, así como la legalidad y legitimidad de los órganos de gobierno sindical, porque tiene pleno fundamento legal y estatutario. "No se hizo sobre las rodillas, ni es una ocurrencia".

Advirtió que no cederán ni aceptarán presiones de grupos, personas o familias que se enquistaron en la dirección del Sindicato por más de dos décadas y que hoy simulan un discurso democrático para volver a controlar los órganos de dirección.

Son grupos, precisó, a los que no les interesa la representación sindical, ni los derechos de los trabajadores; sino el usufructo de las cuotas sindicales y el control político de la organización.

Aseguró que nunca más habrá un cacicazgo en el SNTE; menos aún, bajo el gobierno democrático del presidente Andrés Manuel López Obrador. (Por Octavio García Ortiz)

Cargando