Guardia Nacional frena avance de caravana migrante

Durante el operativo fueron detenidas familias enteras de migrantes centroamericanos.

Una caravana migrante fue contenida por elementos de la Guardia Nacional durante un operativo, al tratar de ingresar a México de manera ilegal, luego de que rechazaran entregarse a las autoridades en lo que eran analizadas sus peticiones de asilo.

Aproximadamente mil hondureños intentaron continuar con su recorrido por el tramo carretero Suchiate- Tapachula, cerca de la comunidad de Ciudad Hidalgo, municipio fronterizo con Guatemala.

Tomadas de los brazos para formar una barrera, los integrantes de la caravana pedían que sus papeles fueran arreglados para poder ingresar sin violencia al país.

Al principio, una representante del Instituto Nacional de Migración se acercó a la caravana con elementos de la Guardia Nacional en la espalda. Les aseguró que serían recibidos y atendidos de manera ordenada, por lo que les pidió que ingresaran a los autobuses para que fueran trasladados a una estación migratoria donde se llevaría a cabo un proceso administrativo.

Al rechazar la oferta, la Guardia Nacional se alejó 100 metros de los migrantes y luego comenzaron a marchar y a empujar a los centroamericanos. Las autoridades lanzaron gas lacrimógeno lo que ocasionó que los migrantes se dispersaran.

Algunos lograron escapar, otro más fueron golpeados y quienes no pudieron correr, fueron detenidos y subidos a autobuses del INM .

Blusas, chamarras y zapatos permanecían en el suelo mientras familias enteras eran resguardadas por miembros de la Guardia Nacional. Entre gritos se podía escuchar que ellos no eran los culpables.

El cónsul de Honduras en Tapachula, Marco Tulio Bueso, declaró que era consciente de las leyes mexicanas sobre las personas que ingresan al país de forma irregular y dijo que se debe observar lo que la autoridad mexicana va a ofrecer a todas estas personas pues la migración “es un derecho universal”.

Cargando