Bolivia acusa a España de violar soberanía

La canciller Karen Longaric enviará una nota de protesta ante Ministerio de Asuntos Exteriores de España tras incidente en Embajada de México.

Bolivia acusó este viernes a la embajada de España en La Paz de cometer "atropellos" a su soberanía, por un incidente con la policía boliviana que custodia una sede diplomática de México en esta ciudad

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, anunció una nota de protesta ante el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, por el incidente provocado al parecer por funcionarios de la embajada española que iban "encapuchados" y "presumiblemente armados".

"Personas que han sido identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por personas con el rostro cubierto, intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia diplomática de México en La Paz", dice la nota emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

Asimismo, señala que "estos actos contravienen las más fundamentales prácticas diplomáticas y vulneran el principio de inviolabilidad (...). Estos atropellos afectan profundamente la dignidad y soberanía del Estado boliviano, la seguridad nacional y ponen en riesgo la integridad física de los huéspedes temporales, del propio personal mexicano y de los vecinos de la zona".

Por su parte, gobierno de México denunció que policías bolivianos bloquearon este viernes la salida de diplomáticos españoles que estaban en la residencia de la embajadora mexicana, María Teresa Mercado.

Según un comunicado de la Cancillería mexicana, el cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, y la encargada de negocios de la embajada española, Cristina Borreguero, estuvieron más de una hora esperando a poder abandonar la residencia porque la policía boliviana impedía el paso de sus chóferes.

Los diplomáticos españoles se habían reunido con la embajadora mexicana para mantener una "reunión de cortesía" que duró unos 40 minutos y, al salir del domicilio junto a Mercado, se dieron cuenta que "los vehículos diplomáticos no llegaban" y que "no podían comunicarse con sus chóferes".

Cargando