Primera Sala de la SCJN fuente de certeza; Alcántara Carrancá

El presidente de este sala consideró que las decisiones del Alto Tribunal, son un importante factor de paz.

El Ministro Presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Luis González Alcántara Carrancá, afirmó que la Sala bajo su presidencia visualiza su labor no sólo como resolutor de casos específicos, sino como una fuente de certeza del contenido de los derechos fundamentales que rigen la vida jurídica nacional.

Al rendir su primer informe de labores, Alcántara Carrancá precisó que la jurisprudencia que ha establecido la primera Sala, evidencia su independencia a través de sus resoluciones pues dijo que los precedentes muestran que es la interpretación de los derechos y de la Constitución lo que guía su actuación que ha resuelto y seguirá resolviendo conforme a criterios jurídicos sin importar el nombre del quejoso ni de la autoridad responsable.

Ante el pleno de la corte, el Presidente de la Primera Sala dijo estar convencido de que las decisiones del Alto Tribunal, son un importante factor de paz al fomentar el entendimiento de grupos sociales, la seguridad de segmentos poblaciones en vulnerabilidad y la estabilidad de las relaciones jurídicas.

Informó que la Primera Sala de un total de 3,986 asuntos se resolvieron 3,174 expedientes, cuyas resoluciones dieron lugar a 89 tesis jurisprudenciales y 123 tesis aisladas como criterios orientadores.

"Los números anteriores sin embargo, son número fríos, son números ásperos, son números inexpresivos marcan la actividad de precedentes de la primera sala pero no describen su contenido, su voluntad garante más que números esta primera sala ha producido casos palapables y evolutivos", aseguró el ministro González Alcántara Carrancá.

Además indicó que para generar certeza jurídica sobre los asuntos resueltos, se implementó el Programa de Contradicción de Tesis de la Primera Sala, herramienta que informa a los operadores jurídicos sobre las contradicciones de tesis pendientes de resolución y las que han sido resueltas, así como los criterios prevalecientes, para proporcionar seguridad jurídica y estabilidad al cuerpo de precedentes.

También dio cuenta de la producción de criterios palpables y evolutivos. Así, en el ámbito penal se generaron lineamientos para lograr una defensa adecuada en favor del inculpado; se establecieron algunas pautas en torno a la intervención de las víctimas en el proceso penal y se refrendó su derecho a la verdad y la justicia, la que debe garantizarse con una investigación diligente, exhaustiva e imparcial, con especial intensidad en el caso del contexto de violencia estructural contra las mujeres.

Por su parte, el ministro presidente de la Segunda Sala Javier Laynez Potisek destacó que en esa Sala se ha buscado optimizar los tiempos de trámite mediante la creación de dos tipos de sesión: ordinarias y de ponencias conjuntas.

"Durante los últimos años se había venido incrementando la interposición de los recursos de revisión de amparo indirecto y de los recursos de reclamación sumados a una gran cantidad de conflictos competenciales que centran su punto esencial en decidir qué tribunal Colegiado de Circuito es legalmente competente para conocer de un asunto determinado", explicó Laynez Potisek.

Dijo que en relación a los recursos de revisión se advirtió que un alto porcentaje se desechaba por no reunir las características exigidas por ley para que la Corte los resuelva y que esto impactaba en las sesiones de la Sala impidiendo debates de asuntos cuya trascendencia sí cumplía los requisitos establecidos en la legislación.

Por ello, agregó, mensualmente se realiza una sesión de ponencia conjunta en la que se analizan los amparos directos en revisión que no reúnen los requisitos de ley, los recursos de reclamación, los conflictos competenciales y en las sesiones ordinarias se analiza el resto de los asuntos de fondo, concluyó el ministro presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

Cargando