Fuerzas federales capturan y liberan a pescadores ilegales de totoaba

En Baja California autoridades federales detuvieron a “bucheros” y ante una situación de crisis los liberaroN

Elementos de las Fuerzas Federales capturaron a pescadores ilegales de totoaba, conocidos como bucheros, pero tuvieron que liberarlos ante la presión de presuntos criminales.

Carlos Loret de Mola, titular de Así las cosas con Loret en W RADIO, relató en su columna otro caso como el ocurrido en Culiacán, donde fue detenido Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, y ante la reacción de su organización criminal fue liberado.

En Baja California, en la comunidad de San Felipe, detuvieron a “bucheros” y aseguraron su embarcación con redes de pesca. De acuerdo con el conductor de Así las cosas con Loret un comando posiblemente vinculado al Cártel del Mar persiguió al auto oficial hasta interceptarlo.

“Los civiles increpan a los uniformados, hay gritos, jaloneos, amenazas, es de noche, y los federales terminan soltando a los detenidos, liberando las redes y devolviendo la embarcación”, escribió Carlos Loret en El Universal.

Un video revela cómo fueron amedrentadas las Fuerzas Federales para recuperar la embarcación y liberar a los “bucheros”.

Pronta solución a problema de vaquita marina: CNDH

La comunidad de San Felipe, ubicada al sur de Mexicali, es una plaza dominada por el Cártel del Mar. Esta organización se dedica al tráfico ilegal de especies, en específico la totoaba.

Las redes para capturar a la totoaba también terminan por matar a ejemplares de vaquita marina. Las actividades de los criminales tienen al borde de la extinción a ambas especies.

El buche (vejiga) de esta especie lo venden los pescadores al Cártel del Mar en 4 mil dólares (más de 76 mil pesos) y la organización hasta en 100 mil dólares (más de 1.9 millones de pesos) en el mercado negro chino.

En China el buche es codiciado porque se cree que posee propiedades afrodisíacas y medicinales.

En abril de este 2019 Carlos Loret denunció que el Cártel de la Totoaba lo amenazó de muerte por sus investigaciones periodísticas sobre las actividades de esta banda y los enfrentamientos entre los pescadores furtivos contra autoridades federales.

Actualmente se calcula que existen entre 10 y 15 ejemplares de vaquita marina. Desde 1995 se detectó la disminución constante de la población, aunque en los últimos años se agudizó.

Se logra el avistamiento de seis vaquitas marinas

La desaparición de la vaquita marina también implicaría para México sanciones internacionales, como lo es un embargo pesquero.

Estados Unidos ya ha determinado frenar la importación de camarón, curvina, sierra y chano del Alto Golfo de California ante la incapacidad del gobierno mexicano de proteger a la vaquita marina.

La vaquita marina también queda atrapada en las redes de pescadores furtivos que capturan totoaba / Getty Images

Cargando