Por primera vez una nave “toca” el Sol y capta fenómenos nunca antes vistos

En una misión precedentes, la sonda Parker de la NASA recorre el Sol convirtiéndose en el objeto humano más cercano al estrella

La sonda solar Parker de la NASA consiguió acercarse al Sol como ningún otro objeto humano lo había logrado.

La nave ha llegado hasta el borde del Sol resistiendo las altas temperaturas con éxito descubriendo nuevos y misteriosos fenómenos de la gigante estrella.

Desde su lanzamiento en 2018 ha orbitado el Sol 3 veces viajando más rápido que cualquier otra creación del hombre.

[Video] Galaxia más luminosa del universo está devorando estrellas vecinas

Está equipada con un escudo térmico que siempre se encuentra frente al Sol y puede soportar temperaturas temperaturas de 1,400 grados. Detrás del armazón los mecanismos de medición se encuentran a 30 grados aproximadamente.

En 4 artículos publicados en la revista Nature se ha revelado una actividad nunca antes registrada en los bordes de su atmósfera.

La sonda solar Parker detectó “estallidos” en su flujo de partículas eléctricamente cargadas, mejor conocido como viento solar. Éste se surge en el espacio y se extiende sobre la Tierra.

La importancia de entender estas tormentas solares ayuda a proteger a los astronautas, la red eléctrica de la Tierra y las comunicaciones por satélite.

"Imagina que vivimos a la mitad de una cascada, y el agua siempre fluye a nuestro lado. Es muy turbulento, caótico, desestructurado, y queremos saber cuál es la fuente de la cascada en la parte superior", dijo Stuart Bale, físico que dirige al equipo que analiza los datos.

Con esta misión de la NASA los científicos intentan responder 2 preguntas: ¿Qué ocasiona que el viento solar se acelere cuando se dispara al espacio? y ¿por qué su capa externa, llamada corona, es hasta 500 veces más calientes que sus capas internas?

Por primera vez se ha identificado una fuente clara de viento que fluye lenta y constantemente en la estrella. Los científicos sabían que las corrientes provenientes desde los polos se mueven más rápido y ahora conocen que las lentas provienen de su ecuador.

El punto negro a la izquierda ha sido identificado como la fuente del viento solar lento que fluye constantemente / NASA

El viento solar invierte el campo magnético del sol

"Vemos que el viento solar es muy explosivo", detalló Bale a Business Insider ; "es burbujeante. Es inestable. Y no es así como está cerca de la Tierra".

Estas explosiones podrían explicar por qué la corona es demasiado caliente. Los científicos nunca antes habían observado estos estallidos, pero parecen ser frecuentes.

Científicos intentan abrir un portal hacia otro universo

Fueron tan fuertes que voltearon el que voltearon el campo magnético del sol. En el área afectada el campo magnético giraba hacia atrás.

Por la cercanía con la estrella estos fenómenos no podrían haber sido conocidos sin la nave Parker.

La sonda solar Parker estará orbitando el sol por 6 años más / NASA

Existe una zona libre de polvo cósmico

Por primera vez un dispositivo logró estar tan cerca como para contar con evidencia de que existe una zona libre de polvo.

Los científicos sospechaban es estaba rodeado por un área sin polvo cósmico, pequeñas migajas de planetas y asteroides que flotan y caen en las órbitas de las estrellas. Esto se debe a que el calor derrite cualquier polvo sólido que se acerque demasiado.

Aunque esta zona no era exactamente lo que esperaban los científicos. “Fue sorprendente que la disminución de polvo es muy suave”, dijo Russell Howard, otro astrofísico que trabaja en el proyecto.

Durante los próximos 6 años la sonda Parker deberá realizar 21 viajes más reuniendo datos que permitan entender mejor el viento solar y la corona de nuestra estrella.

Cargando