La siesta, una forma saludable para alargar tiempo a tu vida

La siesta podría mejorar nuestro estilo de vida, incluso alargar los periodos de vida, pues no dormir podría poner en riesgo nuestra salud

La siesta podría mejorar nuestro estilo de vida, incluso alargar los periodos de vida, pues no dormir puede poner en riesgo nuestra vida.

Desde los inicios de la historia, los hombres duermen en periodos diferentes de vida, mientras que con el paso del tiempo se ha convertido en un solo sueño prolongado durante la noche, con un promedio de menos de 7 horas, sin embargo, los estilos de vida de las personas, han ido transformándose con el tiempo.

> ¿Cuánto tiempo deberías dormir de acuerdo a tu edad?

De acuerdo con información de Matthew Walker, autor de Por qué dormimos, explica en El País, cómo nuestra biología circadiana es diferente de lo que vivimos normalmente en nuestro estado de falta de sueño.

También comparte que todos los humanos vivimos por la media tarde un declive genéticamente codificado de su estado de alerta, por lo que es innato sentir la necesidad de una siesta por la tarde.

> 10 pésimos hábitos que pueden terminar en trastornos del sueño

Por lo que tener un sueño durante todo el día es normal, ya que incluso en otras culturas agregan el periodo de siesta, llamado como periodo bifásico.

La siesta Grecia es el origen de esta acción, pues previamente tenían carteles que titulaban "Los lugares donde las personas se olvidan de morir". 

> ¿Sufres de insomnio? Con esta técnica de respiración podrás quedarte dormido en un minuto

De acuerdo con un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard decidió cuantificar las consecuencias para la salud de este cambio radical, los investigadores se centraron en los efectos cardiovasculares, haciendo un seguimiento del grupo durante un período de seis años, muchos de ellos dejaron de dormir la siesta.

Ninguno de los pacientes tenía antecedentes de enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular al comienzo del estudio. Aquellos que abandonaron la siesta habitual vieron incrementado el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en un 37% en comparación con aquellos que mantuvieron las siestas regulares durante el día.

> BBmundo: Mitos del sueño infantil

Cuando abandonamos la práctica innata del sueño bifásico, nuestras vidas se acortan.

Tal vez por eso no es sorprendente que en los pequeños enclaves de Grecia. 

Mientras las sociedades que han incorporado la siesta a sus hábitos se han descrito como prácticas para una larga vida.

Cargando