Las consecuencias del famoso grito homofóbico

Esto podría pasar si se sigue realizando este acto

México tendrá una prueba vital para su futuro. Y no es el partido ante Panamá lo complejo, sino el poder eliminar el grito homofóbico que tiene al TRI en el ojo del huracán.

El pasado amistoso ante Trinidad y Tobago en el Nemesio Díez, se hizo un simulacro para ver cómo reaccionaba la afición y sólo en los primeros dos despejes, se alcanzó a escuchar, de ahí en adelante sólo fueron intentos aislados por uno que otro aficionado.

Ante eso y ya con los partidos de la Nations League en frente, la Federación Mexicana, junto a los clubes y medios de comunicación, iniciaron una campaña para emitir el mensaje que se desea con claridad, esperando que ya no se vuelva a presentar el grito que comenzó como diversión, pero hoy implica un riesgo importante.

Ya que en caso de que se presente el famoso grito cuando despeje el arquero de Panamá, el primer pasó será, que las autoridades saquen del inmueble al o los infractores.

Posteriormente si el grito perdura, el silbante tendrá la capacidad de detener el partido y mandar a los futbolistas a los vestidores por unos minutos.

De ahí si la afición no logra entender y reaparece el grito en el estadio, la tercer consecuencia sería jugar el próximo partido como local a puerta cerrada.

Sin embargo el cuarto y quinto paso si podría poner en riesgo la participación de México en un Mundial o la eliminación de cualquier certamen que estén disputando.

Consecuencias que parecen lejanas o poco creíbles en un principio, pero la realidad es otra y en caso de que la afición no comprenda la gravedad del asunto, FIFA no se tocará el corazón para hacer valer sus reglas.

Cargando