Hallan red de canales mayas que dejó un impacto negativo en los bosques

Los mayas realizaron varias actividades para ganar tierra de cultivo como quemar áreas de bosque y así poder trazar canales y plantaciones de maíz

Después de un vuelo científico realizado en 2016, este martes dan a conocer que bajo los árboles están los restos de una enorme red de canales de transporte y campos de cultivo formando una retícula que fueron construidos por la civilización maya.

Los investigadores estiman que la red ocupaba 14 kilómetros cuadrados. Las excavaciones en el terreno realizadas en seis puntos muestran que la zona estuvo activa sobre todo durante la última parte del periodo clásico, hace unos 1,200 años.

También te puede interesar: Informe revela que nivel del mar seguirá subiendo y no es posible frenarlo

Los restos más recientes llegan hasta el postclásico, hace unos 900 años, ya cerca del momento en que los mayas abandonaron sus ciudades y su civilización colapsó por razones que aún no se han aclarado.

“Es la primera vez que se demuestra la existencia de una gran extensión de cultivo y transporte de los mayas usando imagen láser y confirmándolo con pruebas arqueológicas y dataciones en el terreno”, explica Tim Beach, investigador de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) y coautor del hallazgo, publicado este martes en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense.

Especial

El estudio apunta que una de las zonas de cultivo analizadas, conocida como Pájaros del Paraíso, comprendía una red de 71 kilómetros de canales entrecruzados de unos tres metros de ancho y por si fuera poco desvela otras zonas agrícolas hasta ahora desconocidas.

También te puede interesar: Incendios en Amazonas de Bolivia acaba con vida de 2.3 millones de animales

En trabajo resalta que los mayas podían pasar de unos ríos a otros y alcanzar el mar Caribe por medio de estos canales. También se destaca el importante impacto ambiental que tuvo la civilización maya en su entorno.

Se tuvo aumentos de población por lo que tuvieron la necesidad de incrementar la producción de alimentos en los períodos Preclásico Tardío y Posclásico Temprano,

Los mayas realizaron varias actividades para ganar tierra de cultivo como quemar áreas de bosque y así poder trazar canales y plantaciones de maíz, calabaza o aguacate.

Esto provocó que aumentaran las emisiones de dióxido y de metano, aseguran los autores del estudio.

También te puede interesar: Mar devoró tierra firme de Bahamas tras el paso de Dorian

“Antes de la época industrial, los registros muestran que el mayor aumento de metano sucedió en el primer milenio de nuestra era, justo en la época de máxima expansión de los mayas y también de otras culturas precolombinas en América del Sur, cuando también hubo prácticas similares de deforestación para cultivar arroz en China”, razona Beach.

Un estudio hecho por la NASA en 2012 afirmó que la deforestación de los mayas había sido tan grave que influyó en clima local.

Los investigadores plantean la hipótesis de que la huella del humedal maya pudo ser aún mayor e imperceptible debido al arado, la degradación y el drenaje moderno.

Los hallazgos se suman a la evidencia de los primeros impactos humanos en los trópicos y platean la hipótesis del aumento del dióxido de carbono atmosférico y el metano por la combustión, preparación y el mantenimiento de estos sistemas de campo que contribuyeron al Atropoceno temprano

Cargando