Legisladores de oposición critican y reprueban primer informe de AMLO

En medio de gritos, rechiflas y recriminaciones inició la primera sesión de Congreso General en la que los diputados y senadores panistas reprocharon a Porfirio Muñoz su permanencia en la Mesa Directiva con la consigna casi futbolera "eeeehhhh espurio" además, de pancartas que mostraron en todo momento con la frase "Democracia Sí, Autoritarismo No".

En sus posicionamientos con motivo del Primer Informe de Gobierno del presidente López Obrador, los legisladores de oposición reprobaron estos primeros 9 meses de la administración federal, aseguraron que la característica es el retroceso y el autoritarismo.

Denunciaron que el nuevo gobierno pretende atentar contra el pluralismo, las instituciones y los órganos autónomos, mientras es rebasado por altos índices de violencia e inseguridad, el crecimiento económico es del cero por ciento, el incremento de los feminicidios y la violencia contra la mujer van peligrosamente a la alza, y no se pone freno la falta de medicamentos para enfermedades como el cáncer infantil y el VIH, ni al desempleo de miles burócratas, entre otros casos que calificaron de ineptitud e intolerancia.

El coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo, dijo nosotros tenemos otros datos que no corresponden a los del presidente López Obrador.

"Este ha sido el año donde el presidente tiene sus propios datos, aunque el país y sus órganos constitucionalmente responsables, la realidad y los mexicanos tengamos otros datos. Tenemos un gobierno que prefiere negar la caída de la disminución de los empleos formales, un gobierno enfrascado en desconocer y menospreciar el trabajo de los académicos e investigadores nacionales y las instituciones de educación superior".

El diputado panista, Xavier Azuara, quien fue rechazado por la mayoría morenista para encabezar la Mesa Directiva en San Lázaro, sostuvo que el gobierno de López Obrador está matando las libertades, las instituciones y la democracia.

"No vamos a permitir que se termine por matar nuestra libertad, porque con este primer informe nos deja claro que su visión de país está muy alejada de la realidad. Que la soberbia no le gane a la razón, que el conocimiento se imponga a la improvisación, México tiene sed de resultados, pero el discurso de odio y las mentiras solo nos llevan a una versión anacrónica de nuestro país la versión autoritaria, clientelar y centralista que ya habíamos superado".

Mientras que el PRI, en voz de la senadora Beatriz Paredes, pidió rectificar los errores, exigió congruencia al presidente López Obrador quien se comprometió a respetar la ley, la pluralidad política y la democracia. De hecho, llamó a un pacto nacional para combatir la violencia.

"Congruencia es lo que demandamos y con perceptiva democrática, les exhortamos a revisar las políticas públicas que han propuesto, con humildad no con triunfalismo. Revisar donde debe haber rectificaciones, ojalá no caigan en los errores de sus antecesores que embriagados por sus propias estrategias publicitarias, no se dieron cuenta cuando cometían equivocaciones. En defensa de las instituciones democráticas la oposición somos un solo frete, convocamos a un pacto nacional para erradicar la violencia y reestablecer la tranquilidad ciudadana".

En respuesta Morena y a sus aliados, reiteraron que la oposición no tiene derecho a criticar cuando sus gobiernos actuaron llevaron al país a la ruina.

A nombre del PES, el diputado Jorge Arturo Argüelles aseguró que de nada le sirve a la oposición rasgarse las vestidas y que ya es tarde para lamentarse y exigir rectificaciones cundo no lo hicieron cuando encabezaron el gobierno

"Los que hoy se dicen oposición debieron enfrentar a sus gobiernos cuando abandonaron a su suerte a los mexicanos. Debieron manifestarse cuando la inseguridad crecía, cuando la corrupción llevaba a su paso a estados y municipios sumidos en la ruina y la miseria. ¿Dónde estaban cuando el país se les iba de las manos, cuando abandonaron al país a su suerte?.

Y otros que salió en defensa del gobierno federal, fue el senador Ricardo Monreal quien a nombre de los legisladores de Morena pidió al PAN retomar el diálogo y evitar la ruptura constitucional. Les exhortó a optar por el dialogo y no por la confrontación, pues el gobierno está recuperando los pedazos en que dejaron al país las administraciones anteriores

"El país lo recibe hecho pedazos, con una descomposición social inaguantable, con una destrucción del tejido social sin parangón, saqueado, endeudado con una violencia en espiral imparable, esa fue la herencia maldita que recibió el Presidente que ahora se está enfrentado para enmendarlo como el caballero de la triste figura, enderezar entuertos y enmendar agravios".

Así concluyó la sesión con los legisladores morenistas lazando la consigna "es un honor estar con Obrador" mientras Porfirio Muñoz Ledo quien declinó dar un mensaje, pero se unión al coro con una modificación y un autoelogio "es un delirio estar con Porfirio".

 

Cargando