Semarnat revisa obras de mitigación en Río Sonora a 5 años de derrame

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), revisa las acciones de remediación que se llevaron a cabo hace cinco año, tras el derrame de sulfato de cobre acidulado ocurrido en los ríos Bacanuchi y Sonora, para instrumentar medidas contundentes y definitivas que garanticen la seguridad y el bienestar de las poblaciones aledañas a dichas afluentes.

Al cumplirse este martes, justamente cinco años de aquella contingencia, la Semarnat informó que mantiene un diálogo permanente con las comunidades de la cuenca, en el que participan representantes de las empresas mineras, pobladores afectados, ambientalistas, científicos y autoridades de los tres niveles de gobierno, como lo instruyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En un comunicado, explicó que se analizan las acciones que en su momento implementó la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), respecto de la instalación de plantas potabilizadoras, así como su operación a cargo del gobierno estatal y los gobiernos municipales.

Se supervisan los trabajos de monitoreo de la calidad del agua, pues en los últimos reportes, de 2014 a 2019 se ha registrado una tendencia de recuperación para algunos metales pesados. Sin embargo, otros metales como aluminio, fierro y manganeso han superado en distintas ocasiones el valor guía.

La Semarnat señaló que, los municipios de Ures, Arizpe, Baviácora, Aconchi, Banámichi, Huépac y San Felipe de Jesús tienen cobertura de agua potable de entre el 98.8 y 99.4 por ciento.

Además, hay 25 nuevos pozos en operación que abastecen a 36 localidades y se cuenta con 12 pozos emergentes.

La máxima autoridad ambiental del país, remarcó que el objetivo es recuperar la confianza de la gente mediante acuerdos equilibrados que permitan un desarrollo sustentable en la región con apego a la normatividad ambiental y teniendo como prioridad la salud de la población.

 

Cargando