Durante juego de beisbol familia latina sufre acto discriminatorio

En redes sociales se hizo viral el caso de esta familia que vivió acto discriminatorio el mismo día del ataque en El Paso Texas

 

El día del ataque en el Paso, Texas, una familia latina vivió, durante le juego de béisbol un acto discriminatorio que quedó grabado en una fotografía familiar.

Lo que parecía un fin de semana normal, se llenó de acciones discriminatorias contra los mexicanos residentes el Texas, el mismo día en otra latitud, esta familia experimentó un episodio que se ha hecho viral al compartirse en sus redes sociales.

> Rojo amanecer; Texas, Ohio y Chicago registran tiroteos

Una familia de origen latino denunció una situación incómoda. Lo narra en sus redes sociales Jessica Romero.

Durante el partido de béisbol, en el estadio Globe Life Park en Arlington, al que asistió esta familia, en los asientos de atrás, se sentó una pareja. El hombre,  aficionado de los  Rangers de Texas, aprovechó el momento en que llegaron los latinos y se tomaban una foto para hace un gesto obsceno y que durante todo el juego se la pasó haciendo comentarios racistas, por lo que la familia tuvo que abandonar el juego antes.El hombre de lentes y playera obscura arruinó la foto de la familia al hacer la seña obscena. Mientras la familia se mira contenta en su foto.

En su relato, Jessica explica que detrás del asiento del hombre de playera negra, se encontraba un menor que accidentalmente pateó su asiento, lo que derivó que todo lo que restara del juego hiciera comentarios contra migrantes.

> Trump reconoce actos de terrorismo en El Paso, Texas

En su cuenta de facebook, relata que el hombre expresó que debería patear el pequeño Speedy González todo el camino de regreso a México por patear su asiento y refirió que el actual presidente de Estados Unidos debería darse prisa y construir el muro.

Se sabe que los Rangers de Texas abrieron una investigación sobre los hechos racistas que vivió está familia.

El sábado 3 de se registró un ataque en El Paso, al norte de Texas, donde 7 mexicanos han perdido la vida y 14 más de origen latino.

Cargando