Se resolverá el “desafío” de aranceles con Estados Unidos: López Obrador

Cuartoscuro / ()

Confiado se dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre la resolución que sedé con el gobierno de Estados Unidos en torno al cobro de aranceles que anunció el Departamento del Comercio para imponer al acero estructural fabricado en México.

En su mañanera indicó que es un asunto distinto al cobro que se buscó poner a todos los artículos mexicanos, por la falta de atención que aseguraba el presidente Donald Trump que tenía México a los migrantes centroamericano y anunció que el asunto se atenderá por el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade; el titular de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

“Es muy buena la relación que tenemos con el gobierno de Estados Unidos y con el presidente Donald Trump, tengo confianza de que vamos a poder enfrentar este nuevo desafío, nos escuchan y hay respeto al gobierno de México, también nosotros respetamos al gobierno de Estados Unidos y contamos además de las buenas relaciones con buenos negociadores, con buenos diplomáticos que ya trataron estos temas con los representantes del gobierno de Estados unidos”.

Lo que sí dijo es que habrá especial atención en la renovación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate firmado desde 1996 y que Estados Unidos no quiso renovar. López Obrador aseguró que ello afecta al campo mexicano para exportar debe hacer un pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5%.

“El caso del tomate hay intereses político electorales en Estados unidos, en particular en la Florida, y con vinculación a un partido y a un legislador de Estados unidos, no puedo decir más porque debemos ser respetuosos de la política interna de otros países, hacer gestiones en los dos casos”.

El Jefe del Ejecutivo Federal consideró que a pesar de estos desacuerdos, no se verá afectado el Tratado Comercial firmado entre México, Estados Unidos y Canadá

Confiado se dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre la resolución que sedé con el gobierno de Estados Unidos en torno al cobro de aranceles que anunció el Departamento del Comercio para imponer al acero estructural fabricado en México.

En su mañanera indicó que es un asunto distinto al cobro que se buscó poner a todos los artículos mexicanos, por la falta de atención que aseguraba el presidente Donald Trump que tenía México a los migrantes centroamericano y anunció que el asunto se atenderá por el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade; el titular de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

“Es muy buena la relación que tenemos con el gobierno de Estados Unidos y con el presidente Donald Trump, tengo confianza de que vamos a poder enfrentar este nuevo desafío, nos escuchan y hay respeto al gobierno de México, también nosotros respetamos al gobierno de Estados Unidos y contamos además de las buenas relaciones con buenos negociadores, con buenos diplomáticos que ya trataron estos temas con los representantes del gobierno de Estados unidos”.

Lo que sí dijo es que habrá especial atención en la renovación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate firmado desde 1996 y que Estados Unidos no quiso renovar. López Obrador aseguró que ello afecta al campo mexicano para exportar debe hacer un pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5%.

“El caso del tomate hay intereses político electorales en Estados unidos, en particular en la Florida, y con vinculación a un partido y a un legislador de Estados unidos, no puedo decir más porque debemos ser respetuosos de la política interna de otros países, hacer gestiones en los dos casos”.

El Jefe del Ejecutivo Federal consideró que a pesar de estos desacuerdos, no se verá afectado el Tratado Comercial firmado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Cargando