Sin mucho éxito se realizó subasta de bienes inmuebles en Los Pinos

Sólo 9 de 27 inmuebles salieron en la subasta a martillo que realizó esta dependencia.

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), realizó este domingo en el Complejo Cultural Los Pinos, la primer subasta de inmuebles abandonados y/o confiscados a martillo abierto, de los cuales se lograron vender únicamente nueve de los 27 subastados.

La subasta de la que se tenía la expectativa de recaudar al menos 160 millones de pesos, solo logró alcanzar una cantidad de 56.6 millones.

Dentro de las propiedades que se ofertaban, se encontraban El Rancho Los Tres Garcías, con un precio de salida de 32 millones 91 mil 533 de pesos y el departamento donde fue abatido el narcotráficante Arturo Beltrán Leyva en el 2009, con un costo de tres millones 580 mil pesos.

Sin embargo estos inmuebles, fueron declarados desiertos al no presentar ninguna oferta, al igual que otras 16.

La propiedad que mayor valor tuvo fue una casa ubicada en Metepec, Estado de México, la cual fue vendida por una cantidad de 22 millones 100 mil pesos.

Al finalizar la subasta Ricardo Rodríguez Vargas director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), señaló que la cantidad recaudada será destinada a dos municipios del estado de Guerrero.

Por otra parte Rodríguez Vargas descarto el hecho de que los inmuebles pertenecieran a integrantes del crimen organizado, hayan inhibido la participación de más compradores..

“Lo que comenta las características de a quienes fue incautada dichas viviendas no tienen mucha relación en el sentido de no venderlos porque la experiencia es que se venden todas o sea las vamos a vender en las próximas subastas ya lo hemos vendido no es la primera vez el SAE y ahora el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado está acostumbrado a vender este tipo de bienes, no es nuevo que se venda este tipo de bienes incautados por la Fiscalía y es algo normal incluso, insisto, estamos vendiendo algo que históricamente esta por elevado al promedio que hemos vendido en subastas de bienes inmuebles”, aseguró el funcionario del SAE.

En tanto señora Bertha Gómez, quien compró un departamento en Atizapan de Zaragoza con un valor de un millón 663 mil pesos, reconoció que a pesar de comprar este inmueble tuvo algo de temor por saber que fue incautado a la delincuencia..

“Pues sí tenía uno temor porque las personas que eran propietarias anteriores no vayan a tener una repercusión pero ya tiene tanto tiempo que esos inmuebles fueron incautados que yo creo que ya no hay problema y deben de tener conciencia de los delitos que se cometieron”, manifestó la temerosa compradora.

De los que se vendieron está la casa en Jardines del Pedregal, en Álvaro Obregón que perteneció a Francisco Javier Arellano Félix, alias el tigrillo, valuada en 14,313,000 pesos.

Otros que no salieron en esta subasta son dos departamentos de la colonia Villa Real, en Reynosa, con un costo de 249 mil 400 pesos cada una en donde fue detenido Raydel López Uriarte alias el muletas integrante del cartel de los Arellano Félix.

 También una casa habitación del fraccionamiento Campestre Rancho Leonero, en los Cabos , Baja California, con un valor de 15 millones 303 mil pesos, que perteneció a Mario Armando Ramirez Treviño, alias el “X-20”, uno de los criminales más buscados del país..

Cargando