Declaran quiebra de Oro Negro

En riesgo, pensiones de miles de trabajadores

El juez segundo de Distrito en Materia Civil, Benito Arnulfo Zurita Infante, declaro la quiebra de la empresa de servicios petroleros Oro Negro, tras casi dos años de concurso mercantil solicitado por la propia compañía para lograr un acuerdo con sus acreedores, por una deuda de 6 mil 500 millones de pesos.

Con la decisión del impartidor de justicia, la compañía, propiedad de José Antonio Cañedo White y Gonzalo Gil White, hijo del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz, inició un proceso que contempla la enajenación de bienes con el fin de obtener la mayor cantidad de recursos para pagar sus compromisos financieros.

Oro Negro, fundada en 2012, firmó contratos millonarios con Petróleos Mexicanos para la operación de cinco plataformas de perforación en aguas del Golfo de México, mismas que pasaron a manos del fiduciario noruego Nordic Trustee en mayo pasado por orden de un juez civil.

Los recursos para evitar la quiebra se agotaron tras la negativa del Primer Tribunal Unitario en Materias Civil y Administrativa a una solicitud de amparo.

Perforadora Oro Negro se capitalizó desde un principio con fondos de pensiones de Banamex y Grupo SURA, lo que pone en riesgo recursos de miles de trabajadores, toda vez que el 47 por ciento de las acciones de la empresa pertenecen a las AFORES.

Cargando