Caso de Leonardo Avendaño fue homicidio, no secuestro: Ernestina Godoy

El estudiante de la Universidad Intercontinental desapareció el pasado martes y su cuerpo fue encontrado ayer con señales de asfixia

El seminarista Hugo Leonardo Avendaño Chávez, estudiante de posgrado en la Universidad Intercontinental (UIC), fue asesinado al sur de la Ciudad de México.

El joven de 29 años, desapareció el pasado martes 11 de junio cerca de las 23:00 horas, en la colonia Aculco, en Iztapalapa.

Su cuerpo fue localizado ayer con signos de tortura y asfixia, dentro de su camioneta en las inmediaciones del camino a La Marina, colonia Héroes, alcaldía Tlalpan.

En conferencia de prensa, la titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), Ernestina Godoy, ofreció detalles sobre el caso del estudiante de la UIC, e informó que no se trató de un secuestro, sino de un homicidio.

Reveló que la familia jamás recibió una llamada pidiendo rescate a cambio de la libertad del joven.

Godoy señaló que de acuerdo a la necropcia, el seminarista murió a consecuencia de una asfixia por estrangulamiento. El hermano de Leo fue quien identificó el cadáver.

En redes sociales, Daniela Durán destacó que su primo “Leo”, era un hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios, “era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible”.

También denunció la burocracia y malos tratos que ha sufrido la familia por parte de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Cargando