Pemex y CFE, reprobados; Hacienda se queja

Fitch Ratings ubicó a Pemex en grado de "bonos basura".

La calificadora Fitch Ratings redujo este jueves la calificación de Petróleos Mexicanos a 'BB+' desde 'BBB-', lo que la ubica con una perspectiva de calificación negativa.

Fitch señaló que esto está en línea con la baja en las calificaciones soberanas de México a 'BBB' desde 'BBB+', a consecuencia "del perfil crediticio en deterioro de Pemex, junto con la debilidad continua de la perspectiva macroeconómica, el cual se ha agravado por amenazas externas por la tensión comercial, cierta incertidumbre de las políticas nacionales y limitaciones fiscales persistentes".

La calificadora explicó que la perspectiva negativa refleja un deterioro potencial en su perfil crediticio individual por debajo de 'CCC', "Aunque PEMEX ha implementado algunas medidas de recorte de costos y el gobierno mexicano le ha otorgado reducciones en impuestos, la compañía continúa sin invertir lo suficiente en su negocio de exploración y producción, lo que puede llevar a una disminución en la producción y las reservas. El monto alto de transferencias de PEMEX al gobierno mexicano sigue presionando la generación de flujo de la compañía y su capacidad para reinvertir, lo cual deteriora su perfil crediticio individual", señaló.

CFE

Respecto a la Comisión Federal de Electricidad, Fitch Ratings bajó su calificación a 'BBB' desde 'BBB+' y revisó su perspectiva de estable a negativa.

Señaló que la baja en las calificaciones del soberano "refleja una combinación del riesgo al alza para las finanzas públicas del soberano a causa del perfil crediticio en deterioro de PEMEX, junto la debilidad continua de la perspectiva macroeconómica, el cual se ha agravado por amenazas externas por la tensión comercial, cierta incertidumbre de las políticas nacionales y limitaciones fiscales que persisten".

La respuesta de Hacienda

A través de un comunicado, la Secretaría de Hacienda consideró desafortunado que la calificadora Fitch Ratings 'penalice' doblemente el balance financiero del país y señaló que el Gobierno expresa su fuerte desacuerdo con el enfoque aplicado por la calificadora.

En el documento se señala que esta acción sobre la calificación soberana de México y de Pemex "se da aun cuando se ha demostrado el apoyo total del Gobierno Federal a la empresa y se está trabajando en dar una solución a los problemas estructurales y financieros de esta".

Señaló que la agencia Moody’s Investors Service ratificó la calificación soberana de México (A3, 2 grados por encima de Fitch Ratings) y modificó la perspectiva de la calificación de estable a negativa, mientras que respecto a Pemex, Moody’s realizó una revisión de la perspectiva de calificación de estable a negativa.

Cargando