Los hombres también se cuidan

Es de suma importancia el cuidado y protección de la piel masculina a fin de prevenir enfermedades como cáncer y otras afectaciones

Genéticamente, la piel del hombre es muy diferente a la de la mujer. Es 25% más gruesa y con más vello, esto la protege de la deshidratación y la hace más firme y resistente a los signos de envejecimiento, sin embargo, también necesita de cuidados para prevenir afectaciones y para que luzca saludable.

Es de suma importancia el cuidado y protección de la piel masculina a fin de prevenir enfermedades como cáncer y otras afectaciones por la exposición solar, agentes tóxicos y proliferación de hongos y bacterias.

El tipo de piel más común entre los varones es mixta; se caracteriza por brillo moderado y poros dilatados en frente, nariz y mejilla, pero estas características no siempre suponen una ventaja, la oxidación del sebo, sudor, factores medioambientales y las células muertas favorecen la aparición de puntos negros o espinillas.

1. Limpieza. Para los hombres con piel grasa o predisposición al acné, la recomendación es lavar el dos o tres veces al día con productos que contengan ácido salicílico o peróxido de benzoilo.

2. Usar Protector solar 30 o 50, fluida, libre de aceite para no provocar la sensación grasosa. Para hombres con diabetes es preferible que lo combinen con una crema hidratante a fin de evitar resequedad.

3. Afeitado. Lo ideal es usar agua caliente antes de la crema, espuma o gel de afeitado o afeitarse después de bañarse.

Para después del afeitado tanto húmedo como seco se recomienda una loción que contrarreste el efecto agresivo, que produzca una sensación agradable por su efecto calmante e hidratante.

4. Exfoliación. Esta práctica ayuda a eliminar las células muertas, lo puedes hacer en tu casa, exfóliala tres veces a la semana.

5. Hidratación. Para conseguir un rostro suave y terso, la piel masculina necesita hidratarse, ya que cuando está seca provoca que los poros estén más abiertos, pierda suavidad y elasticidad. Por ello, elige un tratamiento hidratante y aplícalo por las noches y las mañanas.

6. Contorno de ojos. Esta es una de la partes de la cara que más se olvida, sin embargo, es la primera zona en la que se comienza a notar los signos de envejecimiento, por ello es importante usar una crema hidratante para contorno de ojos y aplicarla por las mañana y noches antes de acostarse y después de limpiar la cara.

7. Evita el cigarro. Dejar de fumar rejuvenece la piel mínimo cinco años. Asimismo, el tabaco reduce los niveles de vitamina A, afecta la cantidad y calidad del colágeno y elastina, por ello, la piel luce una apariencia grisácea y demacrada.

Noticias relacionadas

Cargando