Siete de cada 10 mexicanos permanecen en la pobreza: CEEY

Especial / ()

Al presentar el Informe Movilidad Social en México 2019: hacia la igualdad regional de oportunidades, en el que ofrece una perspectiva nacional y regional sobre estos aspectos clave del desarrollo, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) reveló que poco más de siete de cada 10 mexicanos que nacen en un hogar pobre permanecerán en la pobreza, mientras que 26 de cada 100 logran escapar de la pobreza, dijo Julio Serrano Espinosa, Patrono Fundación Espinosa Rugarcia (ESRU) y miembro del Comité directivo del CEEY.

“Los mexicanos que nacen en un hogar pobre 74 más de siete de cada 10 permanecen en la pobreza, ese es un resultado muy dramático y habla de la persistencia de la pobreza en nuestro país. Nuestra encuesta busca medir qué tan factible o qué tan pesado es el origen en el destino de un mexicano, pues aquí nos damos cuenta que es sumamente pesado para los mexicanos que nacen en los hogares más pobres”, destacó el también Patrono de la Fundación Espinosa Rugarcia.

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) levantó la Encuesta ESRU de Movilidad Social en México (ESRU-EMOVI) con el fin de identificar el peso de las condiciones de origen de las personas en sus opciones de desarrollo. Gracias a su enfoque territorial, este levantamiento permite, por primera vez en el país, medir la movilidad social a nivel nacional y por regiones. El Informe, por su parte, identifica la forma en la que el acceso a las oportunidades determina la movilidad social en México.

Los resultados del estudio que presentó el CEEY muestran que, en México, la movilidad social aún es baja: 74 de cada 100 personas que nacen en la parte más baja de la escalera social, no logran superar la condición de pobreza.

A nivel regional, México es un país de fuertes contrastes, dijo serrano, con claroscuros que van del norte hacia el sur: mientras que en el sur, 86 de cada 100 mexicanos nacidos en los hogares más pobres no logran superar la condición de pobreza, en el norte, esta proporción es de 54 de cada 100. Esto quiere decir que, para esta población, la posibilidad de superar la pobreza en el norte es tres veces mayor que en el sur.

Detrás de la baja movilidad social a nivel nacional y en regiones como el sur, se encuentra la desigualdad de oportunidades: 48 % de la desigualdad económica se debe a que no todos los mexicanos tienen las mismas oportunidades. En particular, en el sur, estas resultan insuficientes.

Desde la perspectiva de género, existen diferencias en la movilidad social de mujeres y hombres. Aun con condiciones similares de origen, una menor proporción de mujeres que de hombres que nace en la parte más baja de la escalara social, tiene la posibilidad de superar la pobreza. Además, a lo anterior hay que sumar el hecho de que las mujeres nacidas en la parte más alta de la escalera social enfrentan un mayor riesgo de descenso. Una posible explicación de lo anterior se encuentra en las limitadas opciones que tienen las mujeres de participación económica. Mientras el 82 % de los hombres participan en el mercado laboral, entre las mujeres ese porcentaje es de 43 %, y desciende hasta 36 % cuando tienen hijos menores de 6 años.

Cargando