Oro Negro deberá entregar plataformas petroleras a sus acreedores

La orden fue dada por el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México

El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México ordenó a la empresa Oro Negro entregar cinco plataformas petroleras a sus acreedores dentro de las siguientes 24 horas.

Las plataformas marinas que deberá entregar son: Primus, Decus, Ímpetus, Fortius y Laurus. La orden se dio tras desestimar un presunto financiamiento por 450 mil dólares que no cumplía con los lineamientos dispuestos por la Ley de Concursos Mercantiles y considerar que Perforadora Oro Negro carecía de los recursos suficientes para cubrir los gastos operativos y de mantenimiento de dichas instalaciones

La empresa Oro Negro, encabezada por Gonzalo Gil y Alonso del Val, no generaba ingresos desde septiembre de 2017, luego de perder de forma anticipada el acuerdo que mantenía con PEMEX para el arrendamiento de dichas plataformas de perforación y había acumulado pasivos por alrededor de 950 millones de dólares, hecho que la colocó en situación de quiebra y permitió legalmente a sus acreedores tomar posesión.

En octubre del año pasado, un juez de control de la Ciudad de México había otorgado una orden a favor de los acreedores de la empresa para que pudieran tomar el control de las cinco plataformas de la compañía varadas frente a las costas de Ciudad del Carmen, lo que llevó a una toma de instalaciones por parte de los representantes legales de los acreedores, logrando que uno de ellos aterrizar sobre la plataforma Decus en reclamo de los derecho legales de la misma.

La resistencia impuesta por la empresa provocó que parte de la tripulación de la plataforma Decus fuera judicializada por la Fiscalía General de la República, por considerarlos probables responsables del delito federal de resistencia de particulares.

Finalmente y según trascendió, la empresa que cuenta con capitales nacionales y extranjeros habría recibido en 2013 una inyección de capital del orden de los 200 millones de dólares provenientes de un fideicomiso de inversión de Axis Capital Management con fondos de Capital de Desarrollo suscrito por AFORES, lo que hace que se vean comprometidos los fondos para el retiro de trabajadores mexicanos de las AFORES Sura y Citibanamex.

Cargando