¿Por qué el café mexicano podría enfrentar una de sus peores crisis?

El café mexicano se caracteriza por ser diferente a los de todo el mundo y desafortunadamente está pasando por una de las peores crisis

El café de México se caracteriza por ser único, entre todas las bebidas del mundo, ya que se cuentan con diferentes aromas, sabores y texturas en diferentes estados del país.

Es una de las varias cosas por las que nos sentimos orgullosos de tener tan importante patrimonio agrícola.

Desafortunadamente el café mexicano se encuentra en una de sus peores crisis, por diversos problemas entre ellos la de los precios otra vez.

El kilo de café cereza, se está pagando al mismo precio de 1983, pero con la inflación de 2019.

Es cuando todos reflexionamos, si les pagan tan poco a las personas que producen ¿Por qué seguimos pagando más por una taza de café?.

En los años 70's la cafeticultura era parte fundamental de la vida económica, cultural y política del México del siglo XX.

Desafortunadamente el crecimiento no fue fructífero y el Estado de Bienestar fue sustituido por el Estado Gendsrme, dónde cualquier rasgo paternalista fue desapareciendo y así el Instituto y toda su política pública aliada de la familia indígena y campesina, fue desapareciendo para dejarlo en manos de la capital transnacional.

Desde entonces los que dependen del café, pasan por diferentes crisis económicas que trajeron como "cosecha" grandes olas migratorias a los Estados Unidos y abandonos de nuestros cafetales.

Y eso no es todo el problema además de un precio por debajo de su producción, también las crisis ambientales por el uso de agroquímicos que son letales para la naturaleza, plagas difíciles de erradicar, entre otras problemáticas.

“De peores hemos salido, los precios bajos si nos afectan, pero si ustedes compran directo al productor o a las organizaciones campesinas, acabamos con los males, el precio bajo y la ganancia para unos cuantos”. informó a UNAM Global

“Necesitamos consumidores que pregunten, que investiguen que se llevan a la boca, que, si compran a cadenas internacionales sepan que benefician a personas que tal vez nunca han visto un cafetal, y que cuando nos compran directo a nosotros, salimos beneficiados todos. Nosotros producimos una café aliado a la Naturaleza, protegemos la biodiversidad, la salud de ustedes y nosotros, conservamos las cuencas de nacientes de agua y tenemos esperanza de crecer como país”.

Cargando