Liberan a Claudia Mijangos, mujer que mató a sus tres hijos en 1989

Obtuvo su libertad tras pasar 30 años en la cárcel

Claudia Mijangos, apodada “La Hiena de Querétaro”, fue libertada del penal de Tepepan en la Ciudad de México, tras cumplir una condena de 30 años de prisión por el asesinato de sus tres hijos, ocurrido el 23 de abril de 1989.

Mijangos ingresó a este reclusorio el 10 de septiembre de 1991, por matar a su hija Claudia María, de 11 años; Ana Belén, de 9 años; y Alfredo, de 6 años, en su casa ubicada en el número 408 de la calle Hacienda del Vegil, colonia Jardines de la Hacienda en Querétaro.

Al ser detenida por las autoridades, la mujer acuso en su primera declaración al padre Ramón - un sacerdote de la iglesia donde ella impartía clases de catecismo y del cual estaba enamorada - de manipular su mente, de ocasionar su divorcio y de ordenarle que matara a sus hijos.

Tras su declaración, se le realizaron estudios clínicos que arrojaron que padecía epilepsia del lóbulo temporal, acompañado de una perturbación de la personalidad tipo paranoide.

Claudia Mijangos fue trasladada al penal de San José el Alto, en Querétaro, al área psiquiátrica del reclusorio de Tepepan, el 10 de septiembre de 1991, donde permaneció recluida hasta esta tarde.

Al salir del penal, la mujer ya era esperada por sus familiares. El Tribunal Superior de Justicia informó que, según los últimos estudios realizados a la mujer, tendrá que permanecer con constante medicación, revisión y vigilancia, debido a su daño en la salud mental.

Jurídicamente, Claudia Mijangos recuperará sus bienes, pero que deberá tener un tutor o representante.

Cargando