Mar de Sombras llegó al Senado

Emprenden campaña para salvar a la vaquita marina

Y se siente un escalofrío, y tiembla la voz, y se escucha el azote en la inmensidad del mar.

Las redes sueltas, los activistas se llevan las manos al rostro, se vive la espera de otro momento para salvarla, no hubo éxito y pronto podría desaparecer.

Esa cara de un oso panda con cuerpo de ballena, es la vaquita marina, hoy en peligro de extinción.

Se presentó en el Senado de la República el documental Sea of Shadows (Mar de sombras), un filme, de acción, dirigido por el austriaco Richard Ladkin y en el que participa Carlos Loret de Mola.

Y se ven los enfrentamientos entre marinos y traficantes, los ambientalistas quieren salvar a la vaquita pero los criminales buscan llevarse a la totoaba, para vender el buche.

Ante legisladores, activistas, invitados especiales de la Comisión de Medio Ambiente, Richard Ladkin, sentencio que la desaparición de la vaquita marina es el más grande ataque contra el mar.

Por ello, la senadora Verónica Delgadillo emprendió una campaña y un exhorto para salvar a la vaquita marina pues indicó que actualmente solo podría haber 10 ejemplares de este mamífero.

“A mí me queda claro que si no hacemos algo, estamos frente a la desaparición de la vaquita marina, del primer mamífero marino en Norte América en muchas décadas”.

En Mar de Sombras, Carlos Loret de Mola revela un crimen contra la naturaleza, contra la vida de los pescadores de San Felipe en el Mar de Cortés.

También pone al descubierto la cadena de corrupción, de impunidad y las ligas entre delincuentes y autoridades por el por el tráfico de totoaba.

Se mata al mar, se mata a los pobladores, pues todo esto ha desatado una ola de violencia y pobreza para los pescadores de esa región.

“Están matando a la vaquita, por dinero, por dinero malo, no bueno, sí la situación sigue así lo peor de todo es que primero es la muerte del mar y junto con la muerte del mar viene la muerte del pueblo”, expresó un pescador del lugar.

Y es que, al pescar, de manera ilegal la totoaba, se pone al borde de extinción a la vaquita marina por tener tamaños similares y caer en las mismas redes.

El buche de totoaba puede llegar a valer, en el mercado negro, de 8 mil a 60 mil dólares dependiendo del país en que se venda.

Algunos creen que el órgano de este pez tiene propiedades afrodisíacas y medicinales, lo que la ha convertido para varios grupos en la “cocaína acuática”.

El Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina, considera que el buche de la totoaba tiene altas cantidades de colágeno, lo que lo hace atractivo para el mercado asiático.

Incluso, es tan valiosa, que el narcotráfico se ha involucrado en la pesca de la totoaba, así como en su distribución y venta, sin importar la desaparición de la vaquita marina.

Cargando