Sin recursos para atender el problema del sargazo en Caribe mexicano

Especialistas advierten que si no se resuelve el problema del sargazo, afectará el proyecto del Tren Maya

A ocho años de que investigadores advirtieran de la arribazón atípica del sargazo al Caribe mexicano, a cuatro meses de la conformación del Consejo Técnico Asesor del Gobierno de Quintana Roo y de los 82 millones de pesos que se destinaron del Fondo de Emergencias el año pasado para el retiro del alga marina y su confinamiento en un lugar provisional tras la afectación mundial a la imagen del destino ante millones de turistas, no hay recursos de parte de los tres niveles de gobierno para atender la problemática en este 2019, aceptó Felipe Ornelas, coordinador general de asesores del gobierno estatal.

En una conferencia de prensa, realizada este viernes en la Universidad del Caribe, en la que investigadores, académicos y representantes de las autoridades municipales de Benito Juárez, del gobierno estatal y federal presentaron los avances del Plan para atender el fenómeno del sargazo en Quintana Roo, dejaron en claro que será el gobierno el que otorgará permisos a los promoventes y empresas que quieran retirar el sargazo en alta mar de las playas y su reutilización para productos industriales y hasta comestibles. Aunque si no se resuelve el problema del sargazo, afectará el proyecto presidencial del Tren Maya, advirtió.

Entre las diferentes acciones propuestas por académicos de nueve universidades y centros de investigación, como la UNAM, el IPN, Uqroo, Unicaribe, ITC, UTC y CICY, cuatro dependencias gubernamentales, como INAPESCA, y cuatro asociaciones civiles y ciudadanas que conforman el Consejo Técnico Asesor, está el recolectar las masas flotantes de sargazo en altamar con embarcaciones de gran calado o sargaceras, con el fin de evitar lleguen a las playas de Quintana Roo; establecer una alerta temprana, como se hace en el caso de los huracanes, mediante imágenes satelitales cada 24 horas para monitorear y predecir el movimiento de las masas del alga marina a lo largo de 17 países del Caribe y su aproximación a costas mexicanas; recolectar el sargazo en el mar y confinarlo de manera sustentable en el continente, para evitar que los líquidos lixiv enca.

Sin embargo, los presentes en la conferencia de prensa dijeron que todas sus propuestas requieren en su mayoría recursos económicos que hasta ahorita no hay, sobre todo para el monitoreo y la alerta temprana; que los barcos sargaceros que fueron rentados el año pasado no hay en gran cantidad para este año, pues otros países los necesitarán, y que el gobierno federal y estatal son los que tendrán la palabra final para llevar a cabo o no las recomendaciones.

Propusieron que se establezca la cultura del sargazo entre la ciudadanía y empresarios, como ya se hace con los huracanes, a fin de estar listos y no afecte la imagen del destino turístico y recomendaron que la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) realice cambios en los criterios para que empresas y promoventes obtengan más rápido los permisos para la recolección del alga marina y que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) diseñe un plan de manejo que sirva para articular las acciones de contención del sargazo y recuperación de los ecosistemas costeros.

Cargando