La Ciudad es Nuestra, una iniciativa que vibra en el color de la mujer

La calle, la colonia, la plaza, la ciudad, todas ellas en femenino, se están compartiendo en ilustraciones que buscan darle un mensaje a las mujeres que habitan la ciudad para hacerla nuestra.

Idalia Candelas, Vannesa Cortés y Yadira Martínez son ilustradoras mexicanas que han decidido desde la latitud de diversas gamas de colores, unirse para dar un mensaje que nos acompañe en esta ciudad y espacios como el metro, “Que mi top de seguridad no nos lo arrebaten”, agrega Vannesa.

La Ciudad es Nuestra nace como una iniciativa para darle paso a ilustradoras que acompañan a mujeres en su caminar diario, en el cambio de acera, en el transporte público, en su escuela, en su trabajo y como muchas veces, en su hogar, y que han decidido alzar la voz, dibujando.

Idalia Candelas nos comparte cómo la iniciativa surge a partir de la resonancia en medios de la agresión en contra de las mujeres y posterior a la nota que hizo eco en la ciudad ante las agresiones en el metro, “Me pregunté, ¿Qué podemos hacer para que las mujeres no tengan miedo, para que las mujeres salgan sin miedo?”

Ilustradoras profesionales participan en esta iniciativa, que se expresan de manera natural con dibujos, “Que es a lo que nos dedicamos y queríamos que las mujeres se sintieran confortadas cada vez que las vieran”, explica Idalia Candelas.

Así como Vannesa Cortés y Yadira (Le Yad) se han unido, ilustradoras que pertenecen a AMDI (Asociación Mexicana De Ilustradores) como Alejandra García, Alejandra Gámez y Ana María Cuéllar participan en ella: “La fuerza del mensaje que se da por medio de una imagen y el vínculo permite que además sea un mensaje diferente”, agrega Yadira.

La ilustradora Le Yad explica que la iniciativa salió como una empatía fuerte entre las mujeres, pero además desde una forma propositiva, respondiendo a la pregunta de Idalia para que las mujeres sientan suya la Ciudad: ”No sólo es reflejar la situación que ya existe y que vemos replicar en todos lados, sino generar redes de empatía para las mujeres, un abrazo para reconocernos en todas partes, para protegernos y que en un abrazo a la vista y al corazón, de un golpe el mensaje llegue a cualquier mujer”.

La red de mujeres que están en el proyecto buscan tomar la segunda alternativa para su vida, que es salir a la calle. Yadira explica que a diferencia de los textos largos que hablan sobre el tema, era importante que ellas hicieran algo desde su trinchera y además haga salir a las mujeres para habitar la ciudad de manera segura. Así otros colectivos como “No estamos todas” están colaborando en esta red.

 

SIN MIEDO EN LA CIUDAD

“Me dolió”, expresa Vannesa Cortés al enterarse de las agresiones en el metro a mujeres que denunciaron lo ocurrido, ella no quiere tenerle miedo a la Ciudad, pero además quiere dejar de sentir la sensación de aprisionamiento, “No tienen por qué privarte de la libertad, porque entonces tendríamos que decir, no estudies, no trabajes, más bien, ahora es necesario reconocer los derechos que se tienen y se han ganado”.

Idalia Candelas enfatiza que se debe hacer en sororidad, “que cuando una mujer diga que la han agredido, otra mujer le crea, sin minimizar este tipo de situaciones”.

Las ilustraciones que retratan diferentes puntos de la ciudad buscan que la próxima vez que vuelvas a pisar la calle ya no va a ser igual, “Esa calle es transitada por más mujeres, estamos mandando un mensaje de tranquilidad”, dice Le Yad.

“Yo no voy a dejar que me quites eso: mi lugar. Que me quiten un lugar que me hacía sentir feliz porque cuando pasas un montón de tiempo en el metro, tienes más historias que contar. El metro empieza a formar parte de tus recuerdos y de tu familia”, de esta manera Vannesa detalla la ilustración que hizo para la iniciativa donde se ve una mujer que brinca la barda en el metro Cuauhtemoc, “No voy a dejar que ese lugar se convierta en algo feo e inseguro, no quiero que me lo quiten”.

¿CÒMO HACER NUESTRA LA CIUDAD?

“La mejor manera de apropiarte de la ciudad es habitándola, así como haces tuyo cualquier cosa, es usándola y conociéndola”, dice Le Yad quien agrega que si la miramos de nuevo con nuestros propios ojos y no lo que dicen de ella, “Si te escuchas y te permites verla con tu mirada la veras con mucho amor, te va hacer abrazarla, a pesar de los momentos difíciles, eso no puede permear todo el tiempo”.

Idalia Candelas dice que aunque ha dejado de hacer muchas cosas por miedo, reconoce que a veces nos falta volver a mirar al otro, saludar a quien esta a nuestro lado, “La Ciudad ha representado cosas tristes, pero muchas más felices y decidí que no me la iban a quitar, debemos habitarla y disfrutarla”.


¿DE QUÉ COLOR SE PINTA A LA MUJER?

La invitación es únicamente a ilustradoras, en un mensaje transparente, de una experiencia que se vive, en una empatía completa y que pudiera entenderlo desde dentro, por haberlo vivido en carne propia, comparten las ilustradoras que participan en la iniciativa La Ciudad es Nuestra y que podemos encontrar en las Redes Sociales con este nombre.

Las mujeres que se muestran en las ilustraciones deben mostrase sin miedo, habitando la Ciudad, trabajando, estudiando, emancipada, que tenga el control de lo que están haciendo: “Que cuando una mujer le está hablando se mire de frente como si se estuviera mirando en un espejo, porque una mujer le está hablando a otra, que quiera abrazar la ciudad que habita”, agrega La Yed.

“Las mujeres son dueñas de todos los colores” dice Idalia, que aunque comenzó con el hashtag en tono rosa, cada mujer es una paleta de color diferente.

Vannesa reflexiona que socialmente nos han dicho que el rosa es de la mujer débil, el rosa en la ciudad significa más: “La línea rosa es de mis favoritas y también el naranja, el naranja del metro que me pone feliz cuando llega”, es una reapropiación de esos símbolos.

Cada mujer es un color, pero también cada mujer tiene y un color diferente en cada momento de su vida. El color es un reflejo de una vibración, el espectro es una onda que va más allá y esa onda en las mujeres también está yendo más allá, “las mujeres son los colores que están vibrando unidas”.

La Ciudad es Nuestra es una iniciativa que habla de frente a las mujeres para que habiten la ciudad sin miedo, para abrazarlas de un solo golpe con la mirada. La iniciativa comienza con el respaldo también de hombres que están haciendo eco para que se comparta, que no se detenga y se puedan sumar en este proyecto que es naciente, sin ser utopía, que sea para todas las mujeres de México y que sepan que pueden salir a la calle a la hora que quieran y crecer como una semilla que germina en la mirada de otros, comparten las ilustradoras.

La Ciudad es Nuestra compartirá una imagen diaria de más de 10 ilustradoras que se están sumando a la iniciativa y que hasta en redes sociales, Facebook e Instagram han encontrado que La Ciudad es Nuestra, también les pertenece.

Cargando