Senado avala Ley de Remuneraciones

Se la mandan a AMLO para su publicación

El Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular, la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, con lo que queda establecido legalmente que ningún funcionario podrá percibir un sueldo mayor al del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con un total de 75 votos a favor, 0 en contra y 37 abstenciones, fue avalada en lo general dicho dictamen; mientras que lo artículos reservados fueron aprobados por una mayoría de 59 votos a favor, 48 en contra y 5 abstenciones.

El proyecto avalado modifica la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, Reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, del Código Penal Federal y de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

En febrero, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó mantener la suspensión concedida en contra de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Pero esta nueva minuta precisa que la Auditoría Superior de la Federación ejercerá las atribuciones que le confiere la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, por lo que será competente para investigar el procedimiento por las faltas administrativas graves por actos u omisiones derivadas de lo aplicación de esta Ley.

El mando constitucional ordena al legislador ordinario prever en la ley:

- Un esquema transparente que establezca bases y parámetros objetivos y diferenciados para determinar una remuneración anual, irrenunciable y proporcional a las responsabilidades de cada uno de los servidores públicos.

- Se menciona necesario establecer reglas claras que determinen las remuneraciones de acuerdo al nivel de responsabilidad y funciones que realizan los servidores públicos.

- Se establecen sanciones, en materia administrativa y penal, para aquellos que vulneren las disposiciones constitucionales en materia de remuneraciones de los servidores públicos.

Andrés Manuel López Obrador afirmó el pasado 14 de febrero que quienes impulsaron una suspensión contra la Ley de Remuneraciones "deberían pedir disculpas al pueblo de México".

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) había determinado un día antes mantener la suspensión contra dicha ley con una mayoría de tres votos contra dos.

La suspensión contra este proyecto fue impulsada por la oposición de senadores integrantes del PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y un independiente.

Al respecto, López Obrador aseguró respetar la decisión de la Suprema Corte, pero señaló que la administración federal no modificará su plan de incluir para el sueldo de los funcionarios públicos.

Una semana más tarde, el senador Félix Salgado Macedonio advirtió que si los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no se ajustan a lo que dice la ley, Morena en el Senado planteará su desaparición.

El legislador de Guerrero defendió la aprobación de la minuta por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Consideró que el Ejecutivo y el Legislativo son poderes primarios porque fueron elegidos por el pueblo, mientras que el Judicial es un poder secundario que no fue elegido por la población.

"Si ellos no se ajustan a la ley, estarán fuera de la ley porque estarán cobrando salarios fuera de lo que dice la ley y se van a poner en una predicación donde el pueblo los va a sacar. Y si no se ajusta a lo que dice la ley, porque están obligados a eso, estaremos aquí planeando la desaparición de la Corte. De plano, claro que por supuesto que sí".

 

Cargando