Recorta Banxico su estimación de crecimiento para 2019 y 2020

Para este año el nuevo pronóstico estima una expansión de la economía de entre 1.1% a 2.1%, menor a las expectativas de AMLO.

Ante la debilidad de la inversión y la tendencia negativa de la plataforma de producción petrolera, el Banco de México (Banxico) recortó su estimado de crecimiento de la economía para 2019 y 2020, informó su gobernador Alejandro Díaz De León.

“En este informe se tiene un intervalo de 1.1 a 2.1 por ciento en el crecimiento, se ha reducido la estimación de crecimiento para el primer trimestre del 2019, tanto viendo la revisión del crecimiento del año pasado como viendo algunos de los factores que también han influido como algunos elementos transitorios que operan en esa misma dirección como son los problemas logísticos y de distribución de combustible, la interrupción de vías férreas muy importantes y también algunos posibles efectos de los conflictos laborales en particular en Matamoros y en el norte del país y también la menor producción de petróleo”, señaló el gobernador del Banco de México.

Al presentar el informe trimestral de octubre-diciembre de 2018, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banxico agregó que para este año el nuevo pronóstico estima una expansión de la economía de entre 1.1% a 2.1% desde el intervalo de 1.7% a 2.7% previsto anteriormente. En tanto que para 2020 la perspectiva pasó de un rango de entre 2% y 3% a 1.7% y 2.7%.

Díaz de León advirtió que este escenario está sujeto a que se mantenga un marco macroeconómico sólido y finanzas públicas sostenibles. En cambio para la inflación mejoró sus expectativas al anticipar que la meta se alcanzará durante el segundo semestre del año y que hacia finales del 2020 estará en un nivel de 2.7%.

“Para alcanzar un crecimiento más dinámico y sostenido, que incremente el bienestar de la población se requiere que se mantenga un marco macroeconómico sólido y se corrijan los problemas estructurales e institucionales que han impedido alcanzar una mayor productividad y que desincentivan la inversión en el país. Se requiere continuar con un fortalecimiento estructural de las finanzas públicas que garantice su solvencia a largo plazo y que permita incrementar el gasto en inversión pública”, recomendó Díaz de León.

Lo anterior dijo el gobernador del Banco Central, ante una favorable trayectoria de los precios de los productos agropecuarios, menores presiones del tipo de cambio y por los estímulos fiscales en la frontera norte.

El Banco de México también ajustó a la baja las perspectivas de generación de empleo, al señalar que anteriormente esperaban la creación de entre 670 mil y 770 mil fuentes de trabajo para 2019, pero ahora sólo esperan de 620 mil a 720 mil.

Acotó que también hay riesgos de choques externos que impactarían el panorama económico, que pueden venir del escalamiento de tensiones comerciales, la adopción de medidas proteccionistas a nivel mundial; episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales, una desaceleración de la economía y comercio mundial mayor a la esperada y el retraso de la ratificación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

En conferencia de prensa, donde por primera vez participaron los subgobernadores Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, sostuvo que la actividad económica parte de la desaceleración registrada en el último trimestre del año pasado y en la caída que mantiene la actividad minera y el deterioro del sector de la construcción.

 

 

Cargando