¿Adiós al horario de verano en CDMX? Congreso capitalino podría eliminarlo

El congresista Castillo Pérez afirmó que el cambio de horario "no representa ahorro energético y conlleva un impacto negativo en la vida y bienestar"

La Ciudad de México podría despedirse del horario de verano, pues el Congreso de la Ciudad de México analizará solicitar al gobierno federal dejar sin efectos el decreto por el que se establecen los husos horarios estacionales en México.

Este 2019 el cambio al horario de verano es el domingo 7 de abril, por lo que se deberá adelantar una hora el reloj antes de ir a dormir.

El diputado Carlos Castillo Pérez, del grupo parlamentario de Morena, dijo en la sesión del jueves que los cambios de horario “traen consecuencias nocivas en la salud de la población, principalmente en las personas adultas mayores y niños”, además de no generar beneficios económicos o energéticos evidentes.

El congresista detalló que en julio del 2018, la Comisión Europea llevó a cabo una encuesta sobre este tema en la que se determinó que los cambios de horario generan entre la población: cansancio, falta de concentración y estrés.

“Esta encuesta es un indicador de que el cambio de horario perturba el biorritmo natural de las personas y se convierte en un factor de estrés e inconformidad en la población y eso nos hace replantearnos su funcionalidad”, afirmó.

Castillo Pérez recordó que en México el cambio de horario se implementó en 1996, con el objetivo de aprovechar los periodos de mayor iluminación natural. Pero “hay sectores que consideran que la medida no representa un ahorro energético, y al contrario, conlleva un impacto negativo en la vida y bienestar de las familias”.

[AUDIO] Top 5: Mitos sobre el horario de verano

Castillo aseguró que los desequilibrios físicos que puede experimentar una persona que se somete a un cambio repentino, como el que se comenta, son diversos. Varias investigaciones han demostrado que aumenta en 5 por ciento la posibilidad de sufrir ataques al corazón durante los tres días posteriores al cambio de hora. Asimismo, existen estadísticas que indican que el lunes posterior al cambio de horario hay más accidentes de tráfico y de trabajo”.

“La idea de adelantar el reloj en verano nació para ahorrar energía, pero los datos señalan que los ahorros no son significativos. Existen estudios que sostienen que el cambio de horario no es funcional para ahorrar energía, ya que la menor demanda para la iluminación se compensa con un incremento de la demanda para calefacción (en otoño e invierno) y aire acondicionado (en primavera y verano)”, explicó.

Además, también generan cansancio extremo, irritabilidad, insomnio, ansiedad, poca concentración, y un bajo rendimiento laboral y escolar, en tanto el organismo se ajusta al nuevo horario.

Al respecto, el grupo parlamentario del PAN solicitó que el exhorto se envíe a la Cámara de Diputados, no al Ejecutivo Federal, toda vez que está en su facultad realizar el cambio.

El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso de la Ciudad de México para su análisis y discusión.

¿POR QUÉ EXISTE EL HORARIO DE VERANO?

Durante el horario de verano, las autoridades federales han argumentado que se registra una mayor insolación en el país y es por ello que al adelantar una hora el reloj se reduce el consumo de energía diario durante el periodo de máxima demanda de electricidad.

De acuerdo con estudios del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), con la participación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y del Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL), la aplicación del Horario de Verano en el 2017, obtuvo ahorros en consumo de 885.70 gigawatts hora (GWh), y una demanda evitada de 548 megawatts (MW), que equivale a diferir la inversión de una planta termoeléctrica convencional.

Cargando