Tenemos que hablar de la carnita asada, descubre su tóxica verdad

Los seres humanos estamos conscientes de la contaminación que tenemos al exterior pero muy pocos la de el interior de nuestras casas

Está de moda que los fines de semana se arme una carne asada ya sea con la familia o los amigos. Investigadores de la Universidad de Texas informaron que los tostadores o asadores liberan partículas tóxicas al momento de encenderse.

Y aunque no lo creamos al momento que nos reunimos para cocinar un asado nos exponemos más a la contaminación que cuando estamos en medio del tránsito.

Tampoco están exentas las estufas de leña, las cocinas con gas y las velas aromáticas estos objetos también son una fuente de contaminación.

La mayoría de los seres humanos estamos conscientes de la contaminación que tenemos al exterior pero muy pocos la de el interior de nuestras casas

Tostar dos rebanadas de pan es equivalente al doble de contaminación que estar expuesto de 15 a 20 minutos en la ciudad.

Cocinar un pavo asado representa 13 veces más contaminantes que el centro de Londres, una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Es importante que cuando lleguemos a realizar estas actividades en el interior de nuestras casas tengamos la suficiente ventilación al cocinar.

Esto no solo debe de ser durante el transcurso de la preparación de los alimentos también después de haber cocinado.

También te puede interesar: Ya está ocurriendo; el calentamiento de los océanos se está acelerando

Pues según investigadores de la Universidad de Colorado, el humo que se genera con las cocina de gas y las grasas quemadas permanecen una hora después de su uso.

El no tener una buena ventilación es sumamente dañino para las personas, teniendo como consecuencia problemas respiratorios, circulatorios y de corazón.

Cargando