El peligroso movimiento que podría revivir epidemias mundiales

Habitantes ya no están aplicándose las vacunas ocasionando que de nuevo surjan brotes de enfermedades

Siempre se ha dicho sobre lo importante que es vacunarse ya que esto ayuda a prevenir enfermedades. Pero hoy en día está de moda el ya no aplicarlas lo que ha ocasionado que de nuevo surjan brotes de padecimientos que anteriormente ya se consideraban enfermedades controladas.

"Son seguras, efectivas y necesarias para proteger no sólo a los individuos, sino a la comunidad”, resaltó Mauricio Rodríguez, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

También comentaron que es de suma importancia que los niños tengan todas sus vacunas pues esto ayudará a que se enfermen menos construyendo una adolescencia y adultez más saludable y productiva.

Además en México es muy fácil poder adquirirlas pues el 90 por ciento de ellas se proporcionan en servicios públicos de salud sin costo alguno.

Debemos recordar que las vacunas no sólo previenen enfermedades, también han evitado epidemias, tal es caso de la viruela en México.

La mayoría de los padres deciden no vacunar a sus hijos porque piensan que el proceso es dañino lo cual es totalmente falso. Actualmente hay investigaciones científicas que demuestran que estas son seguras y efectivas.

"Quienes toman esa determinación muchas veces cuentan con un nivel socioeconómico alto, con capacidad para pagar atención médica privada y en las mejores condiciones si sus hijos enferman; el problema es que conviven con otros pequeños que no tienen los mismos recursos”.

Otros simplemente piensan que ya no son necesarias debido a que algunas enfermedades ya no están presentes y el riesgo de que alguien se infecte es muy bajo, pero es importante recordar que gracias a las vacunas es que se han combatido.

También te puede interesar: Gobierno de EPN dejó desabasto de vacuna contra sarampión: Jorge Alcocer

Una de las posibles enfermedades que puede tener resurgimiento es el sarampión, que tiende a ser mortal para los niños, en 2018 se detectaron 13 mil casos en Europa del Este.

Cargando