Guillermo Padrés sale libre bajo fianza

El ex gobernador de Sonora permaneció tras las rejas más de dos años.

Alrededor de las 21:15 horas del sábado el exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, abandonó el Reclusorio Oriente en la alcaldía de Iztapalapa donde permaneció recluido poco más de dos años, acusado de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Tras cumplir con una garantía económica de 40 millones de pesos, en lo que respecta al proceso penal que se le sigue, un juez federal con sede en Toluca, aceptó la hipoteca de dos inmuebles con ese valor y otorgó la libertad al ex mandatario estatal quien continuará su juicio fuera de prisión.

Al abandonar el reclusorio el ex mandatario estatal lucía una prolongada barba e iba vestido con un saco oscuro, en compañía de su abogado Antonio Lozano Gracia y un grupo de seguridad.

Acto seguido Padrés Elías subió al una camioneta de color blanco con placas 169ZMZ de la Ciudad de México y se retiró apresuradamente sin hacer ningún comentario.

Por su parte su abogado defensor el exprocuragor General de la República Antonio Lozano Gracia, aseguró que su cliente aún tiene pendiente no sólo el proceso de lavado de dinero sino también el de defraudación fiscal.

Sin embargo, y a pregunta expresa, Lozano Gracia dijo que su cliente no fue apresado por su forma de pensar sino por cuestiones políticas, donde la PGR armó una averiguación en su contra sin fundamento.

"Más bien un preso por motivos políticos, es diferente, preso político es aquel que lo encarcelan por sus ideas, al licenciado Guillermo Padres Elías lo encarcelaron por motivos políticos, el sistema es evidente que la PGR fabricó una averiguación en este caso que ni siquiera hubo conocimiento previo…ahí tiene su domicilio desde hace algún tiempo", detalló.

Agregó que el ex gobernador tendrá que portar un brazalete mediante el cual las autoridades tendrán el monitoreo permanente de su persona pero rechazó revelar donde vivirá los próximos meses o al menos el tiempo que duren ambos procesos.

Cabe recordar que en noviembre de 2016, Guillermo Padrés Elías se entregó a un juez federal para que se le enjuiciara por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal. Ahí aseguró ser inocente y confió en que no tendría más acusaciones.

 

Cargando