España y México coinciden, en Venezuela se requiere diálogo

López Obrador manifestó respeto y apoyo a empresas que inviertan en México, pero pide no caer en la corrupción

Diálogo, democracia y no violencia, fueron las coincidencias entre los gobiernos de México y España, sobre el conflicto interno en Venezuela, así lo afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, en compañía de su homólogo español, Pedro Sánchez.

En conferencia conjunta, indicaron que si bien el tema no ocupó un gran espacio en el encuentro que previamente tuvieron en el Salón de Embajadores, sí manifestaron el mutuo por las costumbres y creencias de cada nación, aunque destacó la postura de que las partes en conflicto logren un acuerdo para respetar el deseo de los venezolanos. Es el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Que se exploren todas las salidas a la crisis de Venezuela y no descartar la vía democrática pero respetando la decisión de los venezolanos, no con desconocimientos a gobiernos o reconociendo a gobiernos cuando no nos corresponde, ese papel, no podemos actuar de esa manera, nosotros podemos llegar hasta convocar a las partes al diálogo".

Reiteró la disposición de intervenir en caso que lo solicite Venezuela para mantener el diálogo entre las partes en conflicto. Pérez-Castejón por su parte, aseguró que como país hermano de Venezuela, España mantendrá la postura de la Unión Europea de reconocer a Juan Guaidó aunque dijo, es indispensable la intervención de un grupo para propiciar el diálogo.

"Dejar las cosas bien claras, la relación bilateral entre el gobierno de España y México, trasciende de lejos, lo que puede ser crisis determinadas como la de Venezuela, lo que quiere el gobierno de España es que por métodos democráticos, con unas elecciones, justas, limpias y transparentes, la sociedad venezolana encuentre una salida a la crisis que vive hace muchos años… lo que está haciendo el gobierno de España es en primer lugar salvaguardar una posición común que nos parece fundamental de la Unión Europea y en segundo lugar trasladar de constituir un grupo de contacto no sólo de países europeos sino de países latinoamericanos que puedan propiciar un diálogo entre las dos partes".

López Obrador comentó que en su acercamiento, se habló de la relación comercial, el Jefe del Ejecutivo Federal, invitó a los empresarios de España, invertir en México a cambio de apoyo y respeto, eso sí advirtió, nada de corrupción.

"Pondría un acento que no es con dedicatoria a un país, sino a todas las empresas del mundo que participan e invierten en México, queremos que en las relaciones de las empresas extranjeras en México, haya un comportamiento ético, no queremos que las empresas extranjeras actúen violando las leyes o propiciando aceptando o participando en actos de corrupción, de soborno, de tal manera que no veo obstáculos de ningún tipo para que se fortalezcan las relaciones económicas, comerciales con España".

Por cierto, que después de su encuentro en Palacio Nacional, se ofreció una comida al presidente de España en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ahí Pedro Sánchez dio a conocer el obsequió que dio a su homólogo mexicano.

"La voluntad y lo que quería expresarle, con el regalo que le he hecho que ha sido entregarle el acta de nacimiento de su abuelo en 1893, en un pequeño municipio de Cantabria es reivindicar, precisamente los lazos, rices que tiene el pueblo mexicano y español en el otro país".

Según una biografía hecha con relatos familiares, se trata de su abuelo paterno José Obrado, un español que emigró a los 14 años con documentación falsa y se escondió en un barril para poder cruzar el Atlántico.

Cargando